El Estado español lidera la pobreza laboral

Solapas principales

viñeta15-M RONDA. En Pocas palabras.- La economía española recuperó en el año 2017 el nivel de producto interior bruto (PIB) que había antes de la crisis/estafa. El país encadena cuatro años de crecimiento económico, favoreciendo cuatro veces más a los ricos que a los pobres. Pero, a pesar de la recuperación, España es un país mucho más desigual que antes.

Pese a la mejora de la economía, la remuneración de las y los trabajadores está lejos de los niveles de 2009, mientras la productividad por hora trabajada ha aumentado un 6% desde 2012, el coste salarial de cada persona ha aumentado un 0,6%, es decir, 10 veces menos. Los beneficios empresariales se dispararon un 200,7%, mientras el coste laboral por persona trabajadora apenas varió un 0,1%. La crisis/estafa ha dejado a una España más empobrecida. (Oxfam).

Desde el comienzo de la crisis/estafa se ha observado un incremento de la desigualdad de la renta en muchos países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), entre ellos España. La desigualdad aumentó tanto en el período de bonanza como en el de crisis (OCDE, 2015). El aumento de la desigualdad se ha producido por una evolución mucho más favorable de las rentas más altas en comparación con las de las clases medias y las de los hogares con menores ingresos.

España, con 10,2 millones de personas con una renta por debajo del umbral de la pobreza, lo que se traduce en una tasa de pobreza del 22,3%, es el tercer país europeo en desigualdad, por detrás de Rumanía, Bulgaria y Lituania. Sin embargo, el 1% de la población española más pudiente acapara la cuarta parte de la riqueza nacional.

Ese abismo también se reproduce entre personas trabajadoras, una persona empleada media en España debería trabajar más de 29 años para lograr el mismo salario que obtienen en un año quienes se sitúan en el tramo más alto, y si se trata de alguien que percibe el mínimo interprofesional, debería hacerlo durante 71 años.

En el caso de las empresas del IBEX, los 84 años que necesitaba trabajar una persona empleada media para igualar el salario anual del primer ejecutivo de la compañía aumentaron en el año 2016 a 112 años.

También las personas jóvenes que acceden al mercado laboral han tenido que ver cómo su sueldo anual es un 33% inferior respecto al de 2008, y cómo los contratos a tiempo parcial para ellos han crecido tres veces más rápido que para el resto, un 54% frente al 16%.

Las mujeres, como siempre, son las que se encuentran en mayor proporción en vulnerabilidad laboral, ya que suponen el 58% de las personas que están en esta situación. Siete de cada diez personas que reciben los salarios más bajos son mujeres.

Están apareciendo "nuevas fórmulas de desigualdad salarial", como las empresas multiservicios, que emplean a más de 60.000 personas que cobran entre 483 y 700 euros mensuales menos que las acogidas al convenio colectivo sectorial. Y ello pese a que trabajan de medias 100 horas más.

El sistema fiscal también contribuye a generar desigualdad, entre otras razones porque son las personas asalariadas las que soportan el sistema, mientras que el 83% de la recaudación fiscal en 2016 provino del IVA, el IRPF y "otros impuestos pagados por familias", el de sociedades "aportó el 12% de la recaudación".

Tampoco es equitativo cómo se gasta el dinero recaudado, dos de cada 10 euros de transferencias públicas se dirigieron al 10% más rico de la población. Oxfam denuncia que de cada 100 euros que generó el crecimiento económico entre los años 2013 y 2015, un total de 29 euros fueron al 10% de las rentas más altas y únicamente ocho euros fueron para el 10% más pobre, cuando son justamente los que más sufrieron la crisis.

Oxfam señala que la productividad por hora trabajada ha crecido diez veces más que el salario promedio por hora trabajada. "Es un modelo que beneficia a la renta del capital (beneficios o dividendos), por delante del empleo y los salarios". Otra de las consecuencias nefastas de la crisis económica en España fue la precarización del empleo. "La recuperación económica viene de la mano de la precariedad laboral".

A pesar que España lidera la pobreza laboral entre los países comunitarios, el Gobernador del Banco de España, que recibió casi 114.000 euros en sus siete primeros meses en el cargo, pide a las familias españolas que ahorren más, y advierte que los pobres viven por encima de sus posibilidades. Sin embargo, a los ricos no les dice nada.

Galería de imágenes, haz clic sobre la imágen: 
viñeta
viñeta
viñeta
viñeta
viñeta

Etiquetas: