¡Frustración!, sí, frustración, eso es lo que siento ante la gestión de Renta Valenciana de Inclusión

Solapas principales

Momento de la concentraciónLa paciencia tiene un límite y mi persona ha tocado fondo. Tanto la administración local como la autonómica nos han abandonado, la contradicción no tiene límites y en mi caso roza la locura.

Llevo 17 meses esperando la Renta Valenciana de Inclusión, tras un largo proceso para reunir una ingente cantidad de documentos en los que te hacen desnudarte como si fueras una corrupta o quisieras enriquecerte con esta miseria de migajas con las que los políticos de turno se les llena la boca hasta atragantarse, culpándose unos a los otros, Ayuntamientos y Generalitat, y construyendo un discurso alejado de la realidad en la que nos encontramos las personas afectadas por el caos en la Renta Valenciana de Inclusión.

Desde que comenzó mi pedregoso camino a finales de 2018 en servicios sociales de Torrevieja, jamas conocí ni he conocido a mi trabajadora social en persona, siempre fui atendida por una sustituta, esta dejadez y descaro con el que te tratan es tan fuerte que la angustia te asfixia y la impotencia te arrastra a la depresión.

La primera visita fue para empezar hacer la solicitud de la RVI, la segunda vez para revisar toda la documentación y llevarla al PROP para que fuera tramitada mi solicitud y ésta fuera entregada de nuevo en servicios sociales de Torrevieja los cuales tardaron un año en enviarla a la territorial de la Generalitat y la tercera y última vez, después de 16 meses me citaron para comunicarme que en servicios sociales ya habían hecho su trabajo y que si no me pagaban era cosa de los OTROS, sí de los OTROS, literalmente se referían así a la Generalitat, que no podían decirme nada más y que firmara para iniciar el seguimiento de los itinerarios de inserción laboral.

Hace unas semana recibí una llamada telefónica donde se me presentó José Miguel de Vicente Petreñas, gabinete de vicepresidencia de Mónica Oltra, en la cual me comunicó que mi expediente lo tenían allí, que se encontraba en la fase dos y que él personalmente iba a llevar un seguimiento de mi caso, y que para cualquier consulta o duda me envió un correo con lo expuesto y su numero de teléfono para que le hiciera las consultas que necesitase.

A finales del mes de marzo llamé para preguntarle si iba a empezar a cobrar a RVI y cuál fue mi desengaño al decirme que había una errata en mi egundo apellido y que por lo tanto mi expediente volvía a la fase uno, le nsistí para saber en qué documento estaba el error y por que tenía yo que sumir ese error de transcripción cuando ellos podían comprobar mis datos on toda la documentación que me exigieron para solicitar la renta, sin arme explicación alguna me dijo que tuviera paciencia y que ya me llamaría uando hubiera cualquier cambio.

Si la ley contempla que servicios sociales tienen tres meses para enviar el expediente a la Generalitat y la Generalitat tiene tres meses para resolver, cómo pueden pedirme paciencia después de tenerme 17 meses bloqueada sin ingresos y sin información.

En todo este recorrido he ido encontrando personas solidarias, en iguales o peores situaciones que la mía, junto a ellas trabajo en la Asamblea de personas afectadas por el caos en la RVI de la provincia de Alicante, las cuales me han apoyado y ayudado para que mi locura se vuelva cordura, GRACIAS.

María Jesús, afectada por el caos en la RVI, Torrevieja - Alicante

Sentimiento de maltrato, desamparo y merma de derechos más fundamentales

Página del periódico Saludos desde Torrevieja, voy a contar un poco la situación tan lamentable que vivimos las personas que hemos solicitado la Renta Valenciana de Inclusión.

Mi camino por esta desagradable experiencia comenzó hace más de 18 meses cuando después de un largo tiempo desempleada decidí solicitar esta Renta.

Presenté la solicitud hace 16 meses después de dos largos meses para conseguir toda la documentación que me pedían. A día de hoy no consigo siquiera que alguien me de información ni mucho menos que se responsabilice de nada.

Servicios sociales del Ayuntamiento de Torrevieja tardó un año en mandar mi expediente a la Generalitat, actualmente me ha comunicado que ya han hecho su trabajo. Eso sí me han citado para firmar una hoja con mis obligaciones y han comenzado a tramitar las acciones que debo llevar a cabo por ser beneficiaria de esta renta, a pesar de que les informé que sigo sin cobrarla.

Por su parte la Generalitat Valenciana después de 4 meses con mi expediente no me da ninguna explicación a este retraso.

Acudí al Sindic de Greuges, el defensor del pueblo en la Comunitat Valenciana, donde después de varios requerimientos a las dos administraciones resolvió que, aún a pesar de que las informaciones obtenidas sobre mi expediente que había recibido tanto del ayuntamiento de Torrevieja como de la Generalitat Valenciana no coincidían en fechas, las dos administraciones no habían cumplido los plazos fijados en la ley.

También me informó del Silencio Administrativo, se trata de un silencio administrativo positivo, por lo que transcurridos 9 meses desde la presentación de la solicitud, si no hay comunicación por parte de la administración tienen obligación de ingresar la renta.

Después de meses de protestas y por requerimiento del colectivo Marea Roja Alacant que nos está ofreciendo apoyo a las personas afectadas en la provincia de Alicante hay dos personas pertenecientes al gabinete de vicepresidencia de Mónica Oltra, Rubén Sancho y José Miguel de Vicente se están poniendo en contacto con con quienes llevamos muchos meses esperando, para decirnos que nuestro expediente está en la Generalitat pero que no pueden proporcionarme más información.

Actualmente me siento maltratada por las instituciones y me encuentro en una situación de desamparo, agravada además, por la situación de aislamiento que vivimos donde estamos viendo mermados nuestros derechos más fundamentales, en este caso el derecho a nuestra propia defensa.

Quisiera resaltar que de los casos con más de 9 meses de espera que han llegado al colectivo de personas afectadas por el caos en la RVI, el 84% somos mujeres.

Esta renta se supone que ampara a las mujeres maltratadas y si se aplicara

correctamente podría ser una herramienta para que una mujer pueda intentar alejarse de su maltratador o directamente que pueda plantearse que no la maten. Me parece que con estos retrasos y negándose a aplicar el silencio administrativo la Generalitat Valenciana está siendo cómplice de esta violencia machista que sufrimos.

Esta ley no solo no nos ayuda a quienes estamos en un estado de urgencia y necesidad totalmente justificado, si no que nos sume en la desesperación y nos aboca a situaciones muy lamentables, por eso creo importante desde aquí apoyar y reivindicar la propuesta de la Renta Básica de las Iguales.

Me gustaría acabar con algo positivo y es el apoyo muto que estoy sintiendo por parte de muchas personas y colectivos, concretamente quiero dar las gracias a las gentes de Baladre, Marea Roja Alacant, Radio Pimienta y a todas las personas que nos estáis apoyando de una u otra manera a quienes estamos en estas situaciones tan vulnerables.

Manuela, afectada por el caos en la RVI - Torrevieja

OÍDOS SORDOS

Página del periódicoSaludos desde Torrevieja, desde donde vivimos una situación bastante lamentable las personas que hemos solicitado la Renta Valenciana de Inclusión.

Mi camino por esta desagradable experiencia comenzó hace más de 18 meses cuando después de un largo tiempo en paro decidí solicitar esta Renta. El inicio fue duro, acudí a administraciones que ni conocía, luché contra mi inteligencia intentando entender cómo conseguir la cantidad indigna de papeles que me solicitaban, soporté que me hicieran mal papeles con el consiguiente retraso absurdo en esta era de la tecnología digital, aquí en Torrevieja parece que la administración vive todavía en la dimensión más rancia y analógica. Incluso me han mirado como una extraterrestre al presentar un papel adquirido con firma digital, textualmente me dijeron “este papel si no lleva sello no vale”.

Bueno, tras dos meses de pruebas y aprendizajes forzosos conseguí reunir todos los papeles que me requerían, esto me hizo pensar y solidarizarme con todas esas personas que estarían en una situación similar ya que, al tener tan poco, mis papeles eran poquísimos en comparación con los de las que tienen personas a su cargo, hipotecas, matrimonios o exmatrimonios, alguna propiedad... en este momento me alegré de tener tan poco.

Entonces fui a servicios sociales a pedir cita, tuve que ir porque tienen como práctica habitual no coger el teléfono, para presentar todos mis papeles. Me asignaron una trabajadora social que nunca llegué a conocer, y finalmente pude presentar todos mis papeles a una persona en prácticas que sabía menos que todo lo que yo había aprendido en los dos largos meses que me llevó preparar los papeles que me requerían. Me fui de servicios sociales con un resquicio de triunfo dentro de mí, fue como superar una dura prueba, no sabía todo lo que me esperaba todavía.

Iban pasando los meses y nadie me comunicaba nada, tras varios días llamando a servicios sociales volví a presentarme allí y me dieron cita para dos meses después, cita a la que tampoco acudió mi trabajadora social, en su lugar me atendieron dos amables chicas en prácticas que me informaron que no tenían acceso al ordenador y no podían darme ninguna información, eso sí, me aseguraron que mi trabajadora social me llamaría al día siguiente, algo que no pasó nunca.

Decidí unirme a gente que estaba en una situación similar en la provincia de Alicante, gracias al apoyo de los colectivos Marea Roja Alacant y Baladre nos organizamos, hicimos algunas acciones reivindicativas y una serie de reuniones y comunicaciones con responsables de la Generalitat que culpaban continuamente a los ayuntamientos de los retrasos.

Interpuse una queja en el Sindic de Greuges, el Defensor del Pueblo en la Comunitat Valenciana, tras varios requerimientos a las dos administraciones resolvió que, a pesar de que las informaciones recibidas sobre mi expediente, tanto del ayuntamiento de Torrevieja como de la Generalitat Valenciana no coincidían en fechas, las dos administraciones habían sobrepasado todos los plazos fijados en la ley. En dicha resolución también me explica el silencio administrativo contemplado en la ley y sugiere y recuerda su obligación legal a la Generalitat Valenciana:

SUGERIMOS que, dado lo dispuesto en la Ley 19/2017, de 20 de diciembre citada, que determina la aprobación de una resolución favorable en virtud del carácter positivo del silencio administrativo, reconozca, el derecho a la percepción de la prestación, contabilizando los efectos retroactivos de la misma, fijando dicho periodo desde el 01/11/2018 (primer día del mes siguiente al de la solicitud).

RECORDAMOS LA OBLIGACIÓN LEGAL de emitir de oficio el certificado de eficacia del silencio administrativo de la solicitud.

Sobre el Sindic de Greuges y sus comunicados públicos en relación a llevar a la Fiscalía la falta de información por parte de las administraciones y su preocupación ante la cantidad de reclamaciones por los retrasos con la Renta Valenciana no entiendo a qué está esperando para actuar.

Después de una lucha conjunta con otras personas afectadas y de un desgaste personal enorme, un año después de presentar mi solicitud conseguí que una responsable de la Generalitat Valenciana, María Elena Ferrando Calatayud Secretaria Autonómica de Atención Primaria y Servicios Sociales, informara en una reunión a petición de las personas afectadas que dos meses después yo cobraría. Algo que a día de hoy, 4 meses después, no ha sucedido.

Después de 15 meses esperando y desesperando me llamaron de servicios sociales y

me citaron, sorpresa! para firmar un papel con todas mis obligaciones e iniciar la contraprestación que debo realizar por estar “beneficiándome” de esta renta, asumiendo como pude en ese momento tal atropello hacia mi persona pude recomponerme y explicarle que no había cobrado tras 16 meses de espera, también le pregunté a la chica en prácticas que me citó en esa ocasión (sigo sin conocer a mi trabajadora social) si es que no tenían ninguna comunicación con la Generalitat Valenciana ya que gestionan conjuntamente la tramitación de esta renta. Me respondió que no y que desde el ayuntamiento ya habían hecho su trabajo que me fuera a preguntar a la Generalitat qué estaba pasando. Y bueno que me llamarían del servicio de empleo para comenzar mi contraprestación.

Momento de la concentraciónEn esta última visita a servicios sociales y tras mis constantes preguntas me informaron que mi expediente con la propuesta favorable fue enviada a la Generalitat 12 meses después de que yo la presentara, a pesar de que la ley que regula la Renta Valenciana dice en su artículo 26 que el plazo es de tres meses:

26.3. El informe-propuesta de resolución de la renta de garantía en sus dos modalidades será remitida a la dirección territorial de la Conselleria que tenga la competencia en materia de renta valenciana de inclusión, en el plazo máximo de tres meses desde la entrada de la solicitud, acompañada de toda la documentación necesaria, en el registro de la administración local correspondiente.

Hace unas semanas recibí una llamada de José Miguel de Vicente Petreñas del gabinete de vicepresidencia de Mónica Oltra, fue todo un acontecimiento, después de 16 meses podía hablar con alguien con algo de responsabilidad en todo esto, bueno pues todo fue tan penoso como que esta persona me llamó para informarme de que no podía decirme cuando voy a cobrar, para valorar esta llamada ya no me quedan palabras...

Tras esta llamada me envió un correo diciéndome que haría un seguimiento personal de mi expediente y para cualquier consulta podía contactar con él por teléfono o correo electrónico, bien pues no era cierto nada de esto, el teléfono no me lo coge y después de 3 semanas y dos correos que le he enviado con todas mis consultas, me ha contestado con exactamente el mismo texto con el que me escribió la primera vez, cito textualmente:

Me pongo en contacto con usted para informarle de que su solicitud de Renta Valenciana de Inclusión continúa, a día de hoy, en el estado “Propuesta aprobada trámite inicial”. Esto quiere decir que su solicitud está en la Dirección Territorial y cuenta con una propuesta favorable por parte de su ayuntamiento. Los siguientes pasos son que la Dirección Territorial resuelva la resuelva, le notifique la resolución y tramite el pago al que pudiera derecho. Lamentablemente, en este momento, no podemos proporcionarle más información sobre su solicitud.

Bien, según la ley 19/2017, de 20 de diciembre, de la Generalitat, de renta valenciana de inclusión, tras la modificación operada por la Ley 27/2018, de 27 de diciembre, de medidas fiscales, de gestión administrativa y financiera y de organización de la Generalitat en su artículo 28 dice:

2. En el caso de la renta de garantía, en sus dos modalidades: a) La dirección territorial de la Conselleria competente en materia de renta valenciana de inclusión resolverá sobre la concesión de la renta de garantía en el plazo de tres meses des-de la entrada en el registro de la Generalitat del informe-propuesta de resolución de la autoridad municipal.»

Este plazo también ha sido sobrepasado ya que el expediente fue enviado por el ayuntamiento hace 4 meses. Me parece muy lamentable que se nieguen a darme una explicación a todos estos retrasos y se permita que puedan saltarse la ley a su antojo.

Y cuando ya creía que había vivido todos mis males en cuanto a esta renta, llega el Estado de Alarma, horror!

En ese correo, José Miguel de Vicente Petreñas también me recuerda que estamos en un estado de alarma, y que intentarán que “esta situación tenga un impacto mínimo sobre la tramitación de los expedientes” pero que si estoy en estado de urgencia acuda a servicios sociales de mi localidad. Servicios sociales del Ayuntamiento de Torrevieja no coge el teléfono, a través de una conocida que tuvo la suerte de que la atendieran por teléfono le informaron de que servicios sociales en Torrevieja está paralizado durante el estado de alarma y aún más los trámites de la Renta Valenciana.

La indignación crece en mí tras leer el “sensible” (comillas de ironía a tope!) comunicado de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ante el decreto del Estado de Alarma: “Igualdad garantiza las funciones de tramitación de la dependencia y la Renta Valenciana de Inclusión” No se como cabe tanto cinismo en una misma conselleria.

Después de todo lo expuesto ya no se qué hacer, además con este estado ni siquiera podemos tener el derecho a nuestra propia defensa ya que los procedimientos para realizar cualquier recurso están paralizados.

Por todo esto ACUSO Y RESPONSABILIZO a todos los estamentos y personas mencionados1 por no cumplir con sus competencias y de ser los causantes de nuestro estado de precariedad que nos sume en la desesperación y nos aboca a situaciones lamentables aún después de haber justificado todas las exigencias de control impuestas.

Si estás en una situación similar, te animo a contactar con marearojalacant@gmail.com que están haciendo un verdadero ejercicio de apoyo mutuo y contar tu caso, somos muchas personas las que estamos viviendo todas estas barbaridades y estamos aquí para ayudarnos porque está claro que las personas responsables de esta barbarie no hacen otra cosa que OÍDOS SORDOS.

Manuela, afectada por el caos en la RVI, Torrevieja - Alicante[1] Relación de estamentos y personas responsables:

  • Generalitat Valenciana
  • Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas
  • Mónica Oltra Jarque, Vicepresidenta del Consell y Consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas
  • María Elena Ferrando Calatayud, Secretaria Autonómica de Atención Primaria y Servicios Sociales
  • José Miguel de Vicente Petreñas, gabinete de vicepresidencia de Mónica Oltra
  • Concejalía de Bienestar Social, Igualdad, Accesibilidad, Dependencia y Mujer del Ayuntamiento de Torrevieja
  • Sindic de Greuges

 

Noticia relacionada: Campaña de correos electrónicos solicitando la aplicación del silencio administrativo positivo de la RVI

Etiquetas: