10 años después nada ha cambiado. Protesta contra los desahucios coincidiendo con el aniversario del suicidio de Amaia Egaña en Barakaldo

Solapas principales

imagenEl pasado miércoles se cumplió el décimo aniversario de la trágica muerte de la vecina de Barakaldo Amaia Egaña, la cual se suicidó en el momento que iba a ser desalojada de su vivienda. A lo largo de estos diez años 2.000 familias de Barakaldo han sido desahuciadas. En concreto, 2.027 familias han sido desalojadas de sus casas.

Los recortes del equipo de gobierno a las ayudas de emergencia conlleva que se dificulte a decenas de familias el acceso a una vivienda digna.

El Centro Asesor de la Mujer Argitan, la plataforma contra la precariedad y la pobreza Berri-Otxoak y los sindicatos ELA, LAB, ESK, STEILAS, CGT y CNT se concentraron ante el palacio de justicia de Barakaldo para recordar y homenajear a Amaia Egaña.

La vecina del municipio Amaia Egaña se quitó la vida un 9 de noviembre del año 2012 cuando iba a ser desalojada de su vivienda. Pasados diez años los desahucios siguen vigentes al igual que la falta de una alternativa habitacional para las familias barakaldesas afectadas.

Las organizaciones sociales y sindicales han informado que un total de 2.027 familias han sufrido en la localidad el desahucio de su vivienda a lo largo de los últimos diez años y que en promedio, son cuatro las familias barakaldesas que cada semana padecen esta situación. El 87% de ellas, de una vivienda en alquiler; algunas incluso de la habitación en la que residen, así de grave es problema del acceso a una vivienda en el municipio.

imagen

Ante este luctuoso aniversario las entidades barakaldesas “demandamos la aplicación del protocolo frente a los desahucios, y que tras la muerte de Amaia Egaña, se acordó en 2013 y renovado en febrero de 2019 por el Gobierno Vasco, la asociación de municipios vascos Eudel y el Consejo General del Poder Judicial, que establece que los servicios sociales deben dar una respuesta inmediata y una tramitación urgente que garantice el acceso a una vivienda en régimen de alquiler social”, han indicado las asociaciones promotoras del homenaje.

Ante el décimo aniversario del suicidio de Amaia Egana y la realidad de incrementos de precios de alquileres e hipotecas “las organizaciones sociales y sindicales barakaldesas han exigido el acatamiento institucional de las resoluciones del Defensor del Pueblo-Ararteko, el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo o el dictamen del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU, que obligan a ofertar una alternativa habitacional a todas personas y familias desahuciadas, y más cuando estas tienen menores a cargo.

Colectivos y sindicatos instan al equipo de gobierno de Barakaldo a “dar marcha atrás a su política de recortes en el acceso a las ayudas de emergencia e incrementar la partida presupuestaria destinada a las ayudas económicas municipales para frenar el riesgo de desahucio, pues un 68% de estas prestaciones se destinan al acceso y mantenimiento de la vivienda habitual; además de mantener el plazo de solicitudes abierto durante los 12 meses del año, tal como lo regula la ley, pues el 3 de noviembre se cerró dicho plazo hasta, como mínimo, cuatro meses».

Del mismo modo, se ha exigido a las Administraciones públicas que apuesten por la vivienda en alquiler social y por la dotación de un parque de viviendas municipales para el realojo inmediato de las familias desahuciadas.

Colectivos sociales y sindicales de Barakaldo

Argitan, Centro Asesor de la Mujer; Berri-Otxoak, plataforma contra la pobreza y por los derechos sociales

ELA, LAB, ESK, STEILAS, CGT y CNT

Barakaldo, miércoles 9 de noviembre de 2022

Si no puedes visualizar el vídeo haz clic aquí para buscar una nueva instancia

Etiquetas: