La penitencia de los recortes, en Bilbo

Solapas principales

fotoLa penitencia de los recortes.

La mañana del pasado miércoles 22 d eenero se ha desarrollado una iniciativa para denunciar los recortes contemplados en los presupuestos del Gobierno Vasco para este año.

Se establece una insuficiente dotación presupuestaria para las Ayudas de Emergencia Social. Además, la falta de un presupuesto suficiente también influirá en las diferentes prestaciones gestionadas por Lanbide.

Así,

  • Se retira la Renta de garantía de Ingresos a las personas con empleos precarios y salarios bajos.
  • Supresión del cobro de la RGI a las familias monoparentales, matrimonios y parejas afectadas por los desahucios, la crisis económica y que sean acogidas por sus familiares.
  • Retrasos en la actualización de los expedientes entre 6 y 8 meses.
  • Imposición de un número máximo de personas que pueden ser atendidas al día en las oficinas de Lanbide.

Lanbide vulnera los derechos sociales

Recortes que alcanzan la obligatoriedad de realizar labores de carácter social (parecido  a  la añeja  prestación social sustitutoria  que debían realizar  los objetores  de conciencia cuando rechazaban ir a la mili) y eliminarán puestos de trabajo en los servicios públicos.

Comunicado. LA PENITENCIA DE LOS RECORTES SOCIALES

Personas afectadas por el desempleo, la crisis y las dificultades para llegar a fin de mes realizarán una procesión de “penitentes” mientras son fustigados por 2 personajes que -ataviados de romanos- representarán a Rajoy y Urkullu. Esta marcha se desarrollará en paños menores desde “Sabin Etxea” hasta las oficinas del Servicio Vasco de Empleo-Lanbide de Alameda Mazarredo.

Esta iniciativa surge con el ánimo de denunciar los recortes sociales contemplados en los presupuestos del Gobierno Vasco para este año. Así, se establece una insuficiente dotación presupuestaria para las Ayudas de Emergencia Social: se pasa de 17 a 20 millones de euros; sí el año pasado las AES se agotaron en junio este 2014 lo harán en julio.

fotoLa falta de un presupuesto suficiente también alcanzará a las diferentes prestaciones gestionadas por Lanbide (Renta de Garantía de Ingresos, Renta Complementaria de Ingresos de Trabajo, Prestación Complementaria de Vivienda y Complemento de Pensiones). Ante un aumento de las solicitudes, producto de la actual situación de crisis económica, no se amplían los recursos económicos lo que conllevará nuevos recortes por parte del Gobierno Vasco y dejar a más familias sin cobertura social.

La falta de un presupuesto suficiente para las Ayudas de Emergencia o la aplicación de nuevos requisitos de acceso a las prestaciones sociales de Lanbide dejan sin derechos a miles de familias. Así,

  1. Se quita la RGI, al cabo de tres años, a las personas que tienen empleos precarios con salarios bajos. Un tercio de las personas que perciben los subsidios de Lanbide tienen salarios por debajo del umbral de pobreza y contratos eventuales (los denominados “minijobs” a la vasca).
  2. Se retira la RGI a las familias monoparentales, matrimonios y parejas afectadas por los desahucios, la crisis económica y que son acogidas por sus familiares. Cabe recordar que un 20% de las unidades de convivencia usuarias de Lanbide son perceptoras de este tipo de prestaciones.
  3. Se mantiene el recorte del 7% sobre las cuantías de las prestaciones sociales gestionadas por Lanbide. Esta medida se aprobó con carácter puntual para el año 2012 desde la Consejería dirigida por aquel entonces por Gemma Zabaleta. Sin embargo, y sin mediar Orden, Decreto o Resolución del Parlamento se ha decidido aplicar (de forma ilegal), este recorte para el pasado año y para este 2014.

En definitiva, casi el 50% de las cerca de 63.000 unidades de convivencia que actualmente son perceptoras de las prestaciones de Lanbide se verán expulsadas del actual sistema de cobertura social.

Recortes que alcanzan a la obligatoriedad de realizar labores de carácter social (parecido a la añeja prestación social sustitutoria que debían realizar los objetores de conciencia cuando rechazaban ir a la mili). Programa impulsado por el Gobierno Vasco que provocará eliminar empleos en los servicios públicos. Algunas de las tareas que se ponen como ejemplo son realizadas por personas asalariadas que desempeñan su trabajo en las áreas de Ayuda a Domicilio o en el ámbito de la Ley de Dependencia.

A estos recortes presupuestarios -y en políticas sociales- debemos sumarle una serie de malas prácticas en el Servicio Vasco de Empleo-Lanbide:

  • Suspensiones cautelares que vulneran los derechos que les asisten a las personas usuarias de Lanbide a la hora de la tramitación y resolución de los expedientes; además, de incumplir el procedimiento administrativo ordinario que rige las relaciones entre administración y ciudadan@s.
  • Existencia de retrasos en la actualización de los expedientes de entre 6 y 8 meses.
  • Se impone un número máximo de personas que pueden ser atendidas por día, esto supone guardar cola durante toda la noche a las puertas de la mayoría de oficinas de Lanbide.
  • Falta de operatividad de las oficinas y fallos en el sistema informático.

Colectivos Sociales de Bizkaia:

Argilan, Asamblea Abierta en Defensa de las Prestaciones Sociales, Berri-Otxoak, Danok Lan, Elkartzen, Mujeres del Mundo, Posada de los Abrazos, R.B.U. Taldea (Renta Básica Universal) y SOS Racismo.

Etiquetas: