Iniciativas contra la destrucción del comercio local, la precariedad y por la huelga general

Solapas principales

Momneto de la acciónAsociaciones de mujeres, contra la pobreza y de pensionistas de Barakaldo han anunciado una campaña de movilizaciones en la localidad para denunciar la destrucción de un millar de comercios locales y la precariedad que afecta a “miles” de trabajadores del sector servicios en la anteiglesia. Las protestas se cerrarán el 30 de enero con la huelga general “en defensa de los derechos sociales y por unas pensiones y empleos dignos”.

El grupo Centro Asesor de la Mujer Argitan, el colectivo Pentsionistak Martxan, la plataforma contra la exclusión Berri-Otxoak y activistas sociales y sindicales del municipio han anunciado esta iniciativa, que incluye acciones a pie de calle en el centro y barrios de Barakaldo como mesas informativas, una marcha en los centros comerciales o una caravana de coches para dar a conocer la situación socioeconómica y llamar a secundar el paro.

En relación a los motivos de la protesta, los convocantes han destacado que “ya suman 921 los pequeños comercios que han tenido que cerrar sus puertas en la última década en Barakaldo como consecuencia de la desindustrialización y el apoyo de las instituciones públicas a la instalación de grandes superficies comerciales que han destruido las tiendas tradicionales y han generado trabajadores en situación de pobreza”.

Las estadísticas oficiales señalan que son 22.000 las personas que, debido a la tercerización de la economía, tienen un trabajo precario con un sueldo inferior a los 950 euros al mes. Son especialmente mujeres, que asumen el 76% de las contrataciones en precario. Las grandes superficies en la localidad, por sí solas, ya someten a contratos precarios y sin derechos laborales a 900 personas en Barakaldo”, han alertado las asociaciones.

La lista de demandas de estos colectivos incluye la derogación de los recortes a las pensiones aprobados en las reformas de 2011 y 2013, y dejar sin efecto las reformas laborales de Zapatero y Rajoy. Así mismo, exigen “garantía de aplicación de los derechos sociales que asisten a toda persona: acceso a una vivienda, prestaciones sociales que permitan una vida digna o a servicios sociales públicos y universales”.

Al respecto, las plataformas han revelado que, “de acuerdo a las estadísticas del Gobierno Vasco, alrededor de 1.600 pensionistas barakaldeses tienen problemas de ‘ausencia de bienestar real’, una pobreza real y precariedad que se dispara hasta triplicarse respecto a los hombres entre las mujeres mayores de 65 años”.

Estos datos se suman al hecho de que un tercio de las familias barakaldesas tienen serias dificultades para llegar a fin de mes y que 6.300 personas están desempleadas, lo que representa un 13%; una de las tasas de paro más altas en la comunidad autónoma vasca”.

Barakaldo, 9 de enero de 2019.

Etiquetas: