Las grandes amenazas ecológicas están provocadas por poderosos intereses económicos

Solapas principales

viñeta15-M Ronda. En pocas palabras.- La información facilitada por los principales expertos de Naciones Unidas, Unión Europea, Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico y múltiples universidades, apuntan las siguientes consideraciones.

La primera, estamos asistiendo a un cambio de época condicionado por el desbordamiento de los límites de biocapacidad del planeta; la segunda, tal desbordamiento se relaciona con los impactos ecológicos generados por las lógicas de acumulación de capital y de consumo ilimitados vigentes en las principales economías mundiales (China, Estados Unidos, UE, Japón, India y Rusia); y la tercera, de no modificar dichas lógicas a tiempo, los procesos de deterioro y crisis de los sistemas que sostienen la vida, tal y como la conocemos, acabarían conduciendo a una crisis sistémica de extraordinario alcance. Ha llegado la hora de levantarse contra la locura.

Hablar de poderosos intereses económicos, es hablar de financiarización parasitaria y destrucción de la naturaleza y la vida, de la acumulación de capital que condena a la humanidad a la barbarie en las décadas iniciales del siglo XXI.

En esta penúltima hora para la Humanidad y el planeta, lo que se le está vendiendo al mundo acerca del cambio climático es una pura basura. Ya vamos con demasiado retraso. Lo que está en juego es demasiado. El tiempo de negar las verdades inconvenientes se ha terminado.

Necesitamos cambiar de relato. El cambio climático no es el problema, ¡es la extralimitación!, que significa que somos demasiadas personas consumiendo y contaminando demasiado. Estamos usando los biorrecursos más rápido de lo que Gaia los puede regenerar y contaminando más allá de su capacidad de asimilarlos. En otras palabras, estamos acabando con la base biofísica de nuestra propia existencia y la de todas y cada una de las otras criaturas con las que compartimos este precioso planeta. La extralimitación acabará con nosotras.

El cambio climático es tan sólo uno de los muchos síntomas del problema que se deriva de la extralimitación, como la pérdida de biodiversidad, la escasez de agua, la deforestación, la acidificación de los océanos, la erosión del suelo, etc. Esto quiere decir que no podemos ocuparnos del cambio climático aisladamente, tenemos que tratar el cáncer que está causándolo junto con todos los demás co-síntomas.

Y este cáncer son las élites económico-políticas que siempre han ido, y siguen yendo, por detrás de los acontecimientos, resistiéndose a cuestionar el sistema socioeconómico vigente y a la necesidad de llevar adelante cambios profundos que pudieran afectar a sus intereses económicos más inmediatos.

Así, otro relato equivale reducir enormemente el tamaño de la población mundial. Es imposible que un régimen de energía no-fósil pueda soportar cifras ni tan siquiera aproximadas al tamaño poblacional actual cercano a 8 mil millones.

También, reducir enormemente el consumo de energía y materiales, eliminando el crecimiento financiero.

Además, no podemos mantener nada remotamente parecido al tipo de vida que conocemos hoy día.

Habrá que nacionalizar las empresas de combustibles fósiles y establecer una reducción programa-da de la energía fósil al tiempo que se reestructura radicalmente la sociedad en línea con los nuevos imperativos energéticos y de regeneración

Energías renovables sí, pero no así, porque sería otra forma más de tecnología al servicio del capital y no de los pueblos. Poner en cuestión las llamadas energías renovables que nos venden las grandes empresas, porque suponen un saqueo final por parte de las élites capitalistas mundiales a medida que el barco se hunde. No se potencian las comunidades energéticas, a pequeñas escalas que podrían cubrir el 60% de la energía en España.

Este nuevo relato supone un retorno a la comunidad, a la armonía con Gaia y a la expansión de mente y espíritu.

viñeta

viñeta

viñeta

viñeta

viñeta

Etiquetas: