Las ganancias empresariales superan a los sueldos

Solapas principales

Las ganancias empresariales superan a los sueldos15-M Ronda. En pocas palabras.- Once años después del inicio de la crisis/estafa, las empresas españolas no financieras obtienen unas rentas por valor de 267.680 millones de euros, unos 98.474 millones más que en el año 2008, esto es, un 58% más, según datos del INE. Con esas rentas, distribuyen unos 15.663 millones más en dividendos, esto es, un 33% más, casi tanto como en los mejores años de la burbuja del ladrillo.

Sin embargo, dedican unos 10.000 millones de euros menos a salarios pese a producir lo mismo. La economía española ha restablecido los niveles perdidos con la crisis/estafa después de once años. Y las empresas son las que han salido mejor paradas. Mientras que las rentas de los hogares se sitúan en 686.071 millones de euros y todavía pierde 28.058 millones de euros respecto al año 2008, las empresas, como hemos comentado, obtienen 98.474 millones más, alcanzando los 267.680 millones.

El Banco de España ha explicado esta realidad de la siguiente manera: las empresas para hacer frente a la crisis/estafa tuvieron que reducir costes. Y el más rápido que se recortó fue el empleo. En pocos años, la partida que dedicaban las empresas a sueldos de trabajadoras y trabajadores se redujo en 65.000 millones de euros.

Gracias a esa brutal reducción, durante los primeros años de la crisis/estafa, las empresas consiguieron que en 2009 sus beneficios subiesen en unos 30.000 millones hasta los 200.000 millones de euros. Y entre el año 2009 y 2012 sus beneficios se mantuvieron estables alrededor de esas cifras, consiguiendo sanear más sus empresas, a pesar del hundimiento de la demanda doméstica.

Además, la recuperación de la economía española presenta una característica que no se da en la zona euro, mientras que en Europa las empresas invierten poco y no bajan su deuda, en España aumenta la inversión el triple que las europeas al tiempo que además recortan su endeudamiento. Entre 2012 y 2016, las empresas españolas han elevado en casi 30 puntos la inversión en maquinaria y bienes de equipo, tres veces más que en la media de la zona euro, según datos de la Oficina Estadística de la Comisión Europea (EUROSTAT).

Tras varios años de crecimiento económico, los salarios en nuestro país siguen sin crecer y las empresas apenas aportan en impuestos la mitad de lo que lo hacían antes de la crisis/estafa. Dos muestras de que una buena parte del sector empresarial de nuestro país no hace partícipe de su éxito ni a las personas a las que emplea, ni al conjunto de la sociedad.

El fuerte crecimiento de los resultados, de las grandes empresas, no ha derivado en mejoras salariales ya que, en el mismo período, los sueldos de estas empresas se contrajeron un 0,5%. Sin embargo son los accionistas quienes sí han podido disfrutar de esa bonanza, puesto que recibieron en forma de dividendos 3 de cada 4 euros de los beneficios obtenidos por las empresas del IBEX 35 en los últimos cinco años, propiciando una mayor desigualdad. (Informe de Oxfam Intermón nº 53).

Las empresas empiezan a ganar más de lo que pagan, como consecuencia de la bajada salarial iniciada hace unos años con las reformas laborales del PP y del PSOE. Así, la Agencia Tributaria desde hace un tiempo viene señalando los beneficios de las sociedades por encima de los niveles previos a la crisis, mientras los sueldos siguen congelados con la excepción de los más bajos, afectados por la subida del SMI (Salario Mínimo Interprofesional) de finales del año pasado.

Los últimos datos sobre la Contabilidad Nacional que ha hecho públicos el INE (Instituto Nacional de Estadística) confirman cómo en dos de los últimos diez trimestres el excedente bruto de explotación, que registra las ganancias brutas de las empresas, ha superado en cuantía a los salarios, cotizaciones incluidas.

Todo ello, nos lleva a que España siga siendo uno de los países de Europa con mayores niveles de desigualdad de renta, que es la que proviene fundamentalmente de cómo se reparten los frutos de la actividad económica. Dado que las empresas son los principales actores de la economía, su actuación tiene mucho que ver con esta realidad. Esa subida de los resultados empresariales a costa de los salarios se da en un país cuya economía comienza a presentar claros síntomas de enfriamiento tras una recuperación que no ha sido aprovechada para paliar las desigualdades, como prueba el hecho de que España vuelva a batir su récord de personas trabajadoras pobres.

Galería de imágenes, haz clic sobre la imágen: 
Las ganancias empresariales superan a los sueldos
Las ganancias empresariales superan a los sueldos
Las ganancias empresariales superan a los sueldos
Las ganancias empresariales superan a los sueldos
Las ganancias empresariales superan a los sueldos
Las ganancias empresariales superan a los sueldos

Etiquetas: