Concentración de homenaje y denuncia. Protesta contra las consecuencias del deterioro de los servicios sociales y socio-sanitarios

Solapas principales

imagenMovilización de denuncia ante los servicios sociales de Barakaldo en el contexto del fallecimiento de un vecino de Gasteiz tras la decisión de Osakidetza de no proceder a operarle ante una dolencia de corazón alegando que al no disponer de una vivienda, no podría hacer un post-operatorio adecuado.

Mediante esta protesta ante el Departamento de Acción Social se pretende exigir la universalidad del derecho a una vivienda, salud y existencia digna. En una localidad como Barakaldo son evidentes los desahucios, las dificultades para llegar a fin de mes y las afecciones de salud a las familias precarizadas y empobrecidas.

Protesta contra las consecuencias del deterioro de los servicios sociales y socio-sanitarios

Personal médico, socio-sanitario y personas desempleadas protestan ante el Departamento de Acción Social de Barakaldo contra los continuos recortes en sanidad y prestaciones sociales y a favor de la universalidad del derecho a una vivienda, salud y existencia digna. Movilización inducida por el fallecimiento de un vecino de Gasteiz tras la decisión de Osakidetza de no proceder a operarle de una cardiopatía al no disponer de una vivienda, alegando que no podría realizar un post-operatorio adecuado. Las tasas de mortalidad y de suicidio son un 20% y tres veces superiores respectivamente entre las personas que sufren precariedad social. Exigen al concejal de Acción Social Mikel Antizar la reversión de su actual política de recortes y el cumplimiento de las leyes que amparan los derechos de vivienda, salud y cobertura de las necesidades más básicas entre la población más vulnerable

Bajo el lema “Los recortes nos enferman y matan” la plataforma contra la pobreza Berri-Otxoak, junto a personal médico, socio-sanitario, personas con empleos precarios y desempleadas, se ha movilizado esta mañana ante el Departamento de Acción Social en denuncia de los continuos recortes en sanidad, en las prestaciones gestionadas por el Gobierno Vasco (Ingreso Mínimo Vital y Renta de Garantía de Ingresos) y en las del Ayuntamiento de Barakaldo (Ayudas de Emergencia Social).

La protesta se ha realizado ante los servicios sociales en el contexto del fallecimiento de un vecino de Gasteiz tras la decisión de Osakidetza de no proceder a operarle ante una dolencia de corazón alegando que al no disponer de una vivienda, no podría hacer un post-operatorio adecuado; incumpliendo de este modo todos los protocolos de actuación y garantía de derechos, así como diferentes resoluciones del Defensor del Pueblo-Ararteko.

Mediante esta concentración ante los recursos municipales han pretendido visibilizar las dramáticas secuelas de las actuales políticas de recortes y exigir la universalidad del derecho a una vivienda, salud y existencia dignas; en una localidad como Barakaldo son evidentes las afecciones a la salud en las familias precarizadas, empobrecidas y con dificultades para llegar a fin de mes.

Los continuos recortes a los derechos laborales y sociales y el ascenso del desempleo y de los desahucios hacen que se acreciente el número de consultas en los ambulatorios del municipio.

Cabe destacar que las personas que viven a diario las realidades de precarización social sufren múltiples patologías psíquicas (depresión, insomnio, situaciones de estrés y, crisis de ansiedad) y físicas (problemas cardiovasculares, musculo-esqueléticos, respiratorios y digestivos) asociadas. La incidencia de diabetes tipo II, hipertensión arterial y dolor torácico es ostensiblemente superior entre personas que están atravesadas por estas circunstancias.

Esta dura realidad se traduce en una tasa de mortalidad un 20% superior y en una tasa de suicidios entre las personas sin empleo que se triplica respecto al resto de la población. Los continuos recortes no sólo reducen la cobertura social, habitacional y sanitaria, sino que acrecientan las situaciones de deterioro físico de las personas precarizadas y empobrecidas.

Las personas concentradas han exigido, finalmente, al concejal de Acción Social, Mikel Antizar, que «revierta su actual política de recortes, sea consecuente con la situación que vive la localidad, garantice los derechos y necesidades de todas las familias del municipio y cumpla las leyes que amparan a la población más vulnerable en materia de vivienda, salud y cobertura de sus necesidades más básicas».

Barakaldo, 28 de septiembre de 2021

Si no puedes visualizar el vídeo haz clic aquí para buscar una nueva instancia

Etiquetas: