1.657 familias en el primer día de apertura en Barakaldo

Solapas principales

Momento de la concentraciónAnte el colapso en los servicios sociales municipales de Barakaldo: exigencia de medidas reales contra la pobreza. Este lunes, 15 de febrero, se abrió el plazo para que las familias de Barakaldo solicitaran una cita para acceder a las ayudas de emergencia social y las ayudas económicas municipales.

En ese día se concedió cita a 1.657 familias y la entrevista se concertaba para el martes 11 de mayo. Un día después, el martes 16 de febrero, las citas ya se estaban concediendo para el 3 de junio.

Esta situación provocará que las familias que estos días han solicitado ser atendidas por los servicios sociales municipales perciban una ayuda de “emergencia” a finales de este año 2021. Hay que tener en cuenta que entre la atención, apertura de expediente, tramitación y concesión existe una media de 6 meses en la resolución de los solicitudes.

Pero este no es un hecho novedoso. En el transcurso del año 2020 cerca de 3.100 familias percibieron algún tipo de ayuda económica; casi 900 más que en el año 2019.

Sin embargo, ante el agravamiento de las situaciones de desempleo, precariedad y pobreza en Barakaldo, el gobierno local no ha reforzado los servicios sociales municipales ni ampliado la partida presupuestaria destinada a cubrir las necesidades básicas de las familias de la localidad.

Frente a una insuficiente dotación presupuestaria desde el equipo de gobierno se apuesta por endurecer los requisitos de acceso a las ayudas de emergencia, aplicar recortes cuestionados desde el Defensor del Pueblo-Ararteko y por aprobar decretos de alcaldía que reducen en un 20% la cuantía -ya exigua de por sí- de las prestaciones a las que tienen derecho las familias para acceder a una vivienda, alimentación, vestuario o atención sanitaria.

Política de recortes a sumar a la falta de personal encargado de gestionar las solicitudes (trabajadoras sociales y administrativos) del “Equipo de Ayudas Económicas”. Esta situación provoca demoras de 7 meses en la tramitación y resolución de los expedientes.

A la par que el gobierno local suprime el servicio de atención de urgencias sociales lo que provoca la imposibilidad de atender las situaciones más acuciantes o las citas con las Unidades de Trabajo Social ubicadas en los barrios del municipio son a 2 meses vista.

Ante la actitud del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Barakaldo de lavarse las manos ante las situaciones de emergencia social en la localidad. Demandamos otra política social y unos presupuestos más justos y solidarios. Además, de demandar ampliar los recursos destinados a los servicios sociales municipales.

Etiquetas: