Volar daña seriamente al medio ambiente

Solapas principales

cartel15-M Ronda. En Pocas Palabras.- Se estiman que vuelan sobre nuestros cielos casi 110.000 vuelos diarios. Eso quiere decir que cada hora vuelan unos 4.583 aviones en todo el mundo. Y cada segundo un avión está sobrevolando nuestros cielos.

Al cabo de un año significa que anualmente vuelan en torno a más de 40 millones de aviones, incluyendo vuelos comerciales, de mercancías, militares y también los vuelos privados. Estos vuelos se realizan entre los aproximadamente 42.000 aeropuertos de todo el mundo y que pueden coincidir en el aire a la vez unos 13.000 aviones. En 2018, las previsiones más optimistas sobre la contribución de la aviación al calentamiento global fueron del 5,9 %. Dicho de otra manera, si la aviación fuera un país, estaría entre el 5º y el 7º Estado más contaminante del mundo. (Casi toda la información de este número procede del Informe “Un destino común” de Ecologistas en Acción)

Cuando se trata de volar, no hay nada más injusto que los aviones privados, quizá solo a excepción de los increíblemente costosos viajes al espacio. En 2019, se contabilizaron un total de 21.979 aviones privados activos en todo el mundo, el 71% de los cuales estaban localizados en América del Norte. Europa registró el 13%, es decir, 2.760 aviones, de los cuales 495 pertenecían a Alemania y 341 a Reino Unido. En África, por contra, se registra la flota más baja de todo el mundo, contando con aproximadamente un 2% del total de los aviones privados.

La aviación militar se estima que son responsables de entre el 8% y el 15% del total del impacto climático generado por la aviación. El sector militar y las industrias que le suministran han esquivado con éxito las investigaciones sobre su huella de carbono durante décadas, y continúa excluido de toda obligación en cuanto a las regulaciones climáticas vigentes.

Entre 2000 y 2016, se agregaron 55 nuevas pistas en los 150 aeropuertos con mayor tráfico en el ámbito global. En 2016 más de la mitad de los aeropuertos ampliados estaban por debajo de la capacidad anterior a su prolongación, lo que pone en duda la necesidad de su expansión. Desde 2019 se ha invertido cerca de 1 billón de dólares en construir nuevos aeropuertos por todo el mundo, con 423 en proyecto o ya en construcción. Más de la mitad de ellos, 223, se localizan en la región de Asia-Pacífico, con 58 planificados para Europa. Solo China ha anunciado para 2035 su intención de construir 213 nuevos aeropuertos.

Los gases que emiten los motores de las aeronaves modifican la atmósfera y destrozan la capa de ozono, lo que modifica el clima mundial. Según las investigaciones, además de la emisión de dióxido de carbono, los aviones emiten partículas de hollín, vapor de agua, estelas de vapor de los motores y todo ello hace que aumente la formación de cirros (un tipo de nubes que no suele llevar asociada precipitaciones) y que se enfríen las partículas de sulfato que hay en la atmósfera.

Las emisiones de los aviones causan al año 16.000 muertes prematuras debido a su impacto en la calidad del aire. (Cristina Crespo Garay 13 NOV 2019 National Geographic). Si todo el mundo volara como lo hace el 10% de la población europea más rica, solo la aviación generaría 23.000 millones de toneladas de CO2 al año. Esa cifra representa dos tercios de todas las emisiones globales en 2019.

De manera evidente, la exención del IVA se reserva normalmente para los bienes que se consideran de primera necesidad, como determinados alimentos o productos sanitarios especiales. En algunos países con grandes industrias de la aviación y con pasajeros que viajan de manera muy frecuente como en el Reino Unido, esta exención de tasas podría valorarse en 13.000 millones de euros por año. Asimismo, dentro de la UE, el impuesto sobre el queroseno podría recaudar 17.000 millones de euros anuales, mientras que la introducción del IVA en la aviación en toda Europa permitiría recaudar 30.000 millones de euros. Este aumento de los fondos públicos podría invertirse en la ampliación y mejora de la red ferroviaria de todo el continente. ¿Es justo que se destine el dinero de los impuestos de alguien, que rara vez o nunca viaja en avión, a subvencionar las ganancias de los accionistas de las aerolíneas y los vuelos frívolos o innecesarios?

Los impactos medioambientales, el riesgo para la salud, las consecuencias sociales de su continua expansión, al igual que las organizaciones de empresarios que lo respaldan permitiendo que una pequeña minoría se beneficie de las ganancias, son claros ejemplos de las injusticias, opresiones y las irregularidades existentes en la economía global.

cartelviñetaviñeta

Etiquetas: