Redes sociales digitales, un gran negocio y una gran manipulación

Solapas principales

Redes sociales digitales, un gran negocio y una gran manipulación Hubo grandes inversiones públicas para desarrollar la tecnología, que luego se entregó al sector privado para su usufructo. YouTube, Facebook, Twitter, Instagram… resulta cada vez más complejo apreciar su alcance e impacto en cómo nos informamos, de qué fuentes, de qué maneras nos comunicamos y compartimos contenidos, y con quiénes.

Con las redes sociales digitales, que habían comenzado a aparecer en la última década del siglo pasado, las empresas encuentran una solución, crear plataformas donde las personas se interconecten, compartan contenidos y generen datos, a partir de los cuales crean perfiles de cada persona usuaria que, a su vez, se venden a anunciantes.  La lógica que se impone implica que, a mayor uso de la plataforma, más personas usuarias acuden, más datos se acumulan, más ventas se generan.

Hace más de un año que entró en vigor el Reglamento General de Protección de Datos en la Unión Europea y, sin embargo, la industria de extracción de datos sigue funcionando. Ha habido tres investigaciones oficiales de Inglaterra, Estados Unidos y la Unión Europea, para ver qué ha pasado dentro de Facebook durante las elecciones, y todos han llegado a la conclusión de que han pasado cosas ilegales, que están completamente prohibidas en el contexto de la legislación de cada lugar, pero ni siquiera han conseguido entrar en Facebook para ratificarlo porque no pueden.

Debemos dejar de pensar que estas son herramientas que puedes no elegir. La dicotomía uso/no uso no existe, es mentira. No tenemos la capacidad de dejar de utilizar estas herramientas, porque han invadido nuestras vidas. Lo que sí podemos exigir es que estas herramientas no nos espíen, no nos manipulen. Facebook, Twitter, Amazon y Google nunca nos van a ayudar a desmantelar regímenes autoritarios, están diseñados para que unos pocos nos controlen a todos los demás.

La periodista Marta Peirano ha publicado “El enemigo conoce el sistema”, un ensayo sobre el estado actual de internet, un espacio nacido para la distribución horizontal entre iguales que se ha convertido en una herramienta para la vigilancia, el control y la manipulación de masas.

Nada es gratis, ni siquiera lo que se vende como tal. Todas las redes sociales tienen un modelo de negocios basado en la publicidad, la fuente principal de ingresos. Así, Facebook y Google ingresarán 106.000 millones de dólares en publicidad en 2017 (Bankinter). Google gana 30.736 millones de dólares en 2018, un 143% más que en 2017 (ABC). Instagram amasó unos ingresos de unos 4.100 millones de dólares a lo largo de 2017, una cifra que podría dispararse por encima de los 10.800 millones de dólares en 2019 (Business Insider).

Además, los ingresos por persona usuaria a nivel mundial durante el año 2017 han sido

Dentro de este contexto, las redes sociales libres presentan una alternativa especialmente para proteger las interacciones privadas y dinámicas internas de organizaciones o comunidades, donde es clave mantener el control y garantizar privacidad; pero también, cada vez más, se están convirtiendo en espacios de difusión pública alternativa.

Galería de imágenes, haz clic sobre la imágen: 
Redes sociales digitales, un gran negocio y una gran manipulación
Redes sociales digitales, un gran negocio y una gran manipulación
Redes sociales digitales, un gran negocio y una gran manipulación
Redes sociales digitales, un gran negocio y una gran manipulación
Redes sociales digitales, un gran negocio y una gran manipulación
Redes sociales digitales, un gran negocio y una gran manipulación
Redes sociales digitales, un gran negocio y una gran manipulación

Etiquetas: