Kakitzat denuncia en Bilbo un aumento del presupuesto para guerra y militarismo

Solapas principales

imagenLa Koordinadora Antimilitarista Kakitzat denuncia ante el Acuartelamiento Militar de Bilbao el aumento del presupuesto destinado a la guerra y el militarismo.

Concentración frente al Acuartelamiento Militar de Bilbao en denuncia del incremento del gasto militar en los presupuestos para el año 2023. En concreto, 27.617 millones de euros: 75 millones de euros diarios.Iniciativa en apoyo a la manifestación de este sábado contra la precariedad, los recortes sociales, la pobreza y en demanda de unas condiciones de vida dignas

La Koordinadora Antimilitarista Kakitzat se concentra ante el Acuartelamiento Militar de Bilbao en denuncia del incremento del gasto militar en los presupuestos para el año 2023. En concreto, 27.617 millones de euros: 75 millones de euros destinados cada día a la guerra y el militarismo.

El presupuesto del Ministerio de Defensa para el año 2023 aumenta un 26% y alcanza los 12.827 millones. Además, se destina a inversiones 7.743 millones entre I+D y pago de armas a las industrias militares. A sumar los “Programas Especiales de Armamento” del ejército que alcanzarán, como mínimo, los 4.902 millones de euros.

La asociación antimilitarista declara que la militarización de los conflictos acelera la crisis energética y medioambiental global y perjudica aún más a las economías más frágiles, conllevando mayores dificultades para llegar a fin de mes y cubrir sus necesidades básicas a millones de personas y agravando las condiciones de vida de miles de familias vascas.

Mediante la iniciativa desarrollada ante el Acuartelamiento Militar de Bilbao se ha querido denunciar el aumento del presupuesto destinado al gasto militar y apoyar la manifestación de este sábado en demanda de unas condiciones de vida dignas. La precariedad, los recortes sociales, la pobreza y el gasto militar son caras de la misma moneda.

Por este motivo desde Kakitzat se exige el cese de la invasión rusa y del envío de tropas y armamento por parte de la OTAN, el incremento del gasto militar y las subvenciones a las fábricas de armas, a la par que reclama el desmantelamiento de los paraísos fiscales donde oligarquías europeas e industrias de armamento blanquean sus beneficios.

A través de esta protesta se ha declarado que toda guerra lleva aparejado el asesinato de personas, la violencia sexual contra las mujeres y persecución a aquellos hombres que se niegan a ejercer la violencia. Por ello demanda la apertura de las fronteras para quienes «se oponen» a participar en esta guerra.

Kakitzat denuncia que los estados de la OTAN prohíben refugio y el derecho universal a la objeción de conciencia a miles de hombres de ambos bandos que se niegan a combatir, mientras envía armas a la zona de conflicto y anuncian aumentos de su presupuesto militar, recrudeciendo así el conflicto.

Movilización impulsada por insumisos al ejército en la década de los 90, algunos de ellos terminaron en la prisión de Basauri o juzgados con peticiones de 2 años, 4 meses y un día de cárcel.

Bilbao, jueves 17 de noviembre

Etiquetas: