Fondos europeos al rescate del capitalismo español

Solapas principales

viñeta15-M. En Pocas palabras.- Los Fondos Europeos para la Recuperación (El Next Generation EU) es el fondo masivo de recuperación de la Unión Europea de 750 mil millones € acordado el 21 de julio de 2020 por el Consejo Europeo, para apoyar a los Estados miembros de la Unión golpeados por la pandemia COVID-19.

Se extenderá a los años 2021–2023 y está ligado al presupuesto de la UE de 2021-2017. España será el segundo país europeo más beneficiado, con una asignación total de aproximadamente 140.000 millones de euros. El principal objetivo, no explicitado, es sostener las bases del modelo socioeconómico e impulsar los beneficios de las grandes empresas que lideran el capitalismo español.

«El plan de recuperación más ambicioso de la historia reciente de España». Así ha calificado el presidente del gobierno al plan “España Puede”, con el que se trazan las líneas principales para modernizar y aumentar la competitividad de la economía española con los fondos europeos.

Se trata de dar un impulso a los nichos de negocio con potencial de crecimiento y beneficios para las compañías que en las últimas décadas han capitaneado la expansión del capitalismo español, esas mismas multinacionales que han protagonizado los procesos de acumulación y concentración de riqueza asociados a la actual crisis socio-ecológica.

Veamos, por encima, seis mentiras sobre los Fondos Europeos (Fuente: Gonzalo Fernández Ortiz de Zárate del Observatorio de Multinacionales en América Latina)

1ª Mentira «Se trata de una inyección mayúscula de recursos»

Sí y no. Es una inversión sin precedentes en la historia de la UE, pero también lo es la magnitud y la escala de la crisis que se trata de enfrentar. Los 140.000 millones que corresponden al Estado español supondrían el equivalente al 3% de su PIB anual durante el período de vigencia del plan (2021-2026). En comparación, la caída en el PIB solo en 2020 ha sido del 11%

2ª Mentira «Se priorizará la reparación de los daños económicos y sociales causados por la pandemia»

No. Los planes y propuestas publicadas lo que priorizan, hasta el momento, es el desarrollo de nichos de negocio de la nueva economía digital y verde, mercantilización de nuevos servicios, megaproyectos, atracción de inversiones e internacionalización empresarial

3ª Mentira «Sus protagonistas serán los agentes y sectores más castigados por la crisis»

En absoluto. Sus protagonistas serán empresas trasnacionales y compañías emergentes tecnológicas, que han participado directamente en la toma de decisiones, co-elaborando documentos institucionales donde se definen prioridades y herramientas.

4ª Mentira «Lo público, como defensa del interés general, recupera peso político y económico»

No. Se plantean las instituciones como agentes centradas en inyectar liquidez, pero esto no supone un giro de estrategia, sino una adaptación necesaria a una crisis de escala tan profunda que provoca que lo público se convierta en un sujeto clave para la reproducción del capital.

5ª Mentira «El acceso a fondos será incondicional»

Ni por asomo. El plan europeo está sujeto a una triple condicionalidad: primero, un ingente volumen de deuda pública y privada; segundo, el cumplimiento de las «recomendaciones» de la Comisión y el Consejo, entre las que está la reforma laboral, fiscal y del sistema de pensiones; tercero, el sistema de aprobación de dichos planes en base a vetos cruzados entre todos los Estados miembros de la UE.

6ª Mentira «El plan europeo apuntala un modelo más ecológico, justo y resiliente»

Tampoco. El capitalismo verde y digital, potenciará el trabajo temporal y reducirá el empleo, reforzará los cuidados familiares a través de las mujeres, estará más concentrada en megaempresas digitales, energéticas y financieras y no conseguirá los objetivos de cambio climático.

Etiquetas: