Estudiantes del mundo piden justicia climática

Solapas principales

En pocas palabra. 15-M Ronda.-  Greta Thunberg,Greta Thunberg una adolescente sueca de 15 años, cansada de la pasividad de los gobiernos, comenzó su propia huelga escolar en las puertas del Parlamento sueco pidiendo a los partidos políticos que actuaran con urgencia para frenar el cambio climático.

Después, en la 24ª conferencia sobre cambio climático organizada por la ONU en Katowice (Polonia), agitó con sus contundentes palabras las mentes adultas y propagó un movimiento increíblemente inspirador que se ha multiplicado por todo el mundo. “En el 2078 celebraré mi 75 cumpleaños. Para entonces, si tengo hijas o nietos, quizás me pregunten por qué (vuestra generación) no hizo nada cuando aún había tiempo para actuar”, decía Greta en Polonia.

¿Pensábamos que no iba a pasar nunca? Año tras año, cumbre tras cumbre, con todas las evidencias de que el cambio climático ya estaba aquí y sus consecuencias también, las soluciones propuestas y… ¡NADA! Solo acuerdos bloqueados y negociaciones frustradas. Imposible cambiar un sistema corrupto, con unas reglas que siguen favoreciendo a unas pocas personas. Solo algunos avances insuficientes y muy lentos pero…

"Mi nombre es Greta Thunberg, tengo 15 años y soy de Suecia. Mucha gente dice que Suecia es un país pequeño y que no importa qué hagamos, pero he aprendido que nunca eres tan pequeño como para no hacer la diferencia, y si unos pocos niños pueden conseguir titulares alrededor del mundo tan solo por no ir al colegio, entonces imagínense qué podríamos hacer todos juntos si realmente quisiéramos.

Vosotros solo habláis de crecimiento económico verde eterno porque tenéis demasiado miedo de ser impopulares. Solo habláis de moverse hacia adelante con las mismas malas ideas que nos han metido en este desastre, incluso cuando lo único sensato es tirar del freno de emergencia. No sois lo suficientemente maduros para decir las cosas como son, incluso esa carga nos dejáis a nosotras(os), las(os) niñas(os).

Nuestra civilización está siendo sacrificada para que unos pocos tengan la oportunidad de seguir haciendo grandes cantidades de dinero. Nuestra biosfera está siendo sacrificada para que la gente rica en países como el mío pueda vivir con lujo. Es el sufrimiento de muchos el que paga los lujos de pocos.

Decís que amáis a vuestras(os) hijas(os) sobre todas las cosas, y sin embargo les robáis su futuro en frente de sus propios ojos. Hasta que no empecéis a centraros en los que es necesario hacer, en vez de lo que es políticamente posible, no habrá esperanza.

No podemos solucionar una crisis sin tratarla como una crisis. Necesitamos mantener los combustibles fósiles en el suelo y necesitamos la equidad. Y si las soluciones dentro del sistema son tan imposibles de encontrar, quizá deberíamos cambiar el propio sistema.

No hemos venido aquí a rogar a los líderes mundiales que se preocupen, nos habéis ignorado en el pasado y nos ignoraréis otra vez. Os habéis quedado sin excusas, y nos estamos quedando sin tiempo. Hemos venido aquí para hacerles saber que el cambio está llegando, os guste o no. El poder real pertenece al pueblo. Gracias."

Greta Thunberg ha contagiado su generación de justicia climática. Cada viernes, estudiantes de todo el mundo se han ido sumando a lo que llaman las huelgas por el clima o los viernes por el futuro. Van tres meses con unas movilizaciones de estudiantes masivas por Europa, 75.000 personas en Bruselas (Bélgica), más de 10.000 en La Haya (Holanda) y 30.000 en Berlín (Alemania), con ecos en otras partes del mundo como Estados Unidos y Australia. Aquí, en España, el movimiento es aún tímido pero palpita por Girona, Barcelona, Madrid…

Comienza una nueva primavera para un movimiento juvenil que ya está colapsando mentalidades adultas. En una sociedad donde se potencia la competitividad y el individualismo, se están conectando, co-creando, actuando cada viernes, generando dinámicas de cooperación y liderazgo colectivo esenciales para la construcción de una nueva realidad.

Si se puede, eso pensó Greta Thunberg cuando comenzó su propia huelga escolar en las puertas del Parlamento sueco pidiendo a los partidos políticos que actuaran con urgencia para frenar el cambio climático. Su lema es: “cambiemos el sistema, no el clima”.

Greta Thunberg

Galería de imágenes, haz clic sobre la imágen: 
Nos estáis robando el futuro
Concentración en Sol, Madrid
Vileta
Viñeta
Viñeta
Viñeta

Etiquetas: