Balance del punto de información de Berri-Otxoak

Solapas principales

Momento de la rueda de prensaLas consultas sobre ayudas sociales se disparan un 8% y el nuevo Ingreso Mínimo Vital ya acumula un centenar de quejas por incumplimientos. Llevamos 23 años en funcionamiento y en total hemos atendido a 12.914 familias. Ofrecemos asesoramiento frente a la “falta de información” del Ayuntamiento y Lanbide sobre cómo acceder a las prestaciones sociales y la Renta de Garantía de Ingreso (RGI).

Un 8% han aumentado el último año las consultas sobre ayudas sociales que ha recibido y atendido la oficina de la plataforma contra la exclusión Berri-Otxoak de Barakaldo. En total han sido 865 las personas que han acudido en busca de información y asesoramiento porque las instituciones no les orientan, les dificultan o les niegan el acceso a las ayudas de emergencia social y a la Renta de Garantía de Ingreso (RGI), entre otros subsidios para personas en situación de precariedad o pobreza.

Este servicio de la oficina de información sobre prestaciones sociales, que cumple ahora 23 años y ha atendido a 12.914 familias, es totalmente gratuito y funciona presencialmente los lunes de 11.00 a 13.00 horas en la calle San Antonio 8. Además también atiende por correo electrónico en la dirección berrietxea@nodo50.org y por medio del teléfono móvil con el número 650 25 46 67.

Berri-Otxoak busca con esta iniciativa “cubrir la falta de información con la cual el Ayuntamiento de Barakaldo y el Servicio Vasco de Empleo-Lanbide castigan a las personas desempleadas, con empleos precarios o pensionistas sin ingresos para desarrollar una vida digna”. Entre los temas que más preguntas generan están la Renta de Garantía de Ingresos, la Renta Complementaria de Ingresos de Trabajo, el Complemento a Pensiones Mínimas, la Prestación de Vivienda, las Ayudas de Emergencia Social y los subsidios por desempleo.

El balance de actividad de la oficina de Berri-Otxoak señala que el total de personas atendidas ha ascendido a 865, frente a las 804 del curso anterior, y destaca como novedad que en sólo tres meses, desde que se aprobara su creación, el nuevo Ingreso Mínimo Vital (IMV) ya acumula 95 quejas (11% del total de consultas) por incumplimientos en el acceso a este subsidio, que gestiona Lanbide.

Como ya esta habitual, entre las consultas destacan de nuevo, por encima de todas las demás, las denuncias por las malas prácticas de Lanbide en la tramitación de acceso a las presentaciones sociales y, en especial, de la RGI. Son ya el 45 de las consultas recibidas”, ha señalado la plataforma.Panfleto

Otro 36% de las peticiones de información corresponden a las ayudas de emergencia y las ayudas económicas municipales que tramita el Ayuntamiento de Barakaldo, así como los problemas asociados a los impagos de alquileres e hipotecas.

El agravamiento de las condiciones socioeconómicas de las familias de la localidad ha provocado que la oficina se vea un año más desbordada”, han subrayado desde Berri-Otxoak.

La pandemia de covid19 ha supuesto además un cambio en las consultas. “La atención telefónica ha copado el 59% de las peticiones; mientras las consultas presenciales fueron el 32% y hubo 78 (9%) que contactaron a través de Internet”.

La oficina de información sobre ayudas sociales recibe sobre todo peticiones por parte de mujeres, que ya suponen el 68% de las consultas. Por grupos de edad, el 32% son personas entre 30 y 45 años, el 41% entre los 45 y 65; y el 15% son mayores de 65.

La mayoría de quienes llaman a Berri-Otxoak está desempleada o con trabajo en malas condiciones. Así el 43% de las consultas han sido de personas con un empleo precario y un 26% llevaban en paro en el último año. También necesitan ayuda los pensionistas, que suponen en 20% de las personas atendidas mientras un 11% de las peticiones de asesoramiento son de personas desempleadas de larga duración.

A pesar de que las condiciones de vida de las familias de la localidad se agravan vertiginosamente, el equipo de gobierno paraliza las ayudas de emergencia a decenas de ellas con trámites imposibles durante el estado de alarma por el covid19 y retrasa su tramitación, lo que supone que los solicitantes tengan que esperan hasta ocho meses para recibir las ayudas desde que las solicitan”, ha denunciado Berri-Otxoak.

La plataforma contra la exclusión ha recordado además que “la tasa de desempleo del municipio es del 16%; el 69% de las personas en paro no percibe ningún tipo de ingreso, subsidio o prestación; y que son 22.200 las personas que tienen un empleo precario, lo que sitúa a Barakaldo como el municipio con la tasa de riesgo de pobreza más alta en Euskadi (10,1%) de entre las localidades vascas de más de 50.000 habitantes”.

Berri-Otxoak surgió hace tres décadas, en 1992, y en sus tres décadas de existencia ha destacado por sus movilizaciones por el derecho a una vivienda digna, contra la especulación y los desahucios, y contra los recortes, la precariedad y la pobreza. El colectivo mantiene además desde el 17 de noviembre de 1997 una oficina de información sobre ayudas sociales, por la que han pasado más de 12.000 familias.

Barakaldo, 14 septiembre 2020

Etiquetas: