Aplazamiento del escrache del Banco Santander

Solapas principales

cartel aplazadoDe momento debido al contexto que estamos viviendo decidimos aplazar las acciones previstas para la semana que viene en defensa de la Casa Karakol y de denuncia del Banco Santander.

Sabemos que pronto volveremos a tomar la calle. El miedo no se va a apoderar de nosotras. No queremos pagar su crisis, ni su colapso.

En el estado español se suicidan más de 3.500 personas, supone 10 suicidios cada día o lo que es lo mismo un suicidio cada dos horas y media. Mucho de esos suicidios están relacionados con nuestras condiciones de vida, con los desahucios, y también con nuestra salud mental. 200 personas mueren en “extrañas circunstancias” en la cárceles por año. 100 mujeres por años son asesinadas a manos de los machistas. Lacras que ocupan poco en la agenda mediática.

En nuestros cuerpos rebeldes estan infectados del virus de la sensibilidad con las situaciones de fascismo en las fronteras de Turquía, Marrueco, México…, con la violencia machista, con los suicidios, con las enfermedades curables pero que se cobran miles de muertes en países “no centrales”, con las que no se pueden quedar en casa porque no la tienen o con las que su casa es un infierno, con la falta de cuidados en los empleos que se cobran la vida de ciento de personas en los empleos.

Nos han hecho vivir en estado de alarma constante, tras la cortina de humo que provocan nuestras toses siempre se esconden los mismos, los responsables de la recesión que viene. Nos van ha hacer más vulnerables. Lo que permite que la vida se desarrolle ademas de unas trabajadores de la sanidad que se estan dejando la piel en cuidarnos, es el apoyo mutuo y la solidaridad entre las vecinas.

El culpable del colapso tiene un nombre: Capitalismo. El culpable del desborde de la sanidad pública tiene un nombre: Capitalismo. El cierre de pequeñas empresas, los despedidos, la gente sin casa que no tiene donde resguardarse, la desesperación por no quedarse sin alimentos, sin lo básico, la paranoia de sus medios de comunicación, la desesperación de las de abajo que vamos a pagar todos los patos tiene un nombre, Capitalismo, y los responsables son quienes sostienen sus políticas liberales. Los que no aplican el reparto real de la riqueza que todas producimos ni siquiera en estas situaciones, las que saben que una Renta Básica de las Iguales es una posibilidad real para que la gente pudiera tener la opción de cuidarse de verdad sin el temor a morirse de hambre, a que cuando esto pase y se normalice para las que tienen la vida asegurada, no hayamos perdido lo poco que nos sostiene las que malvivimos en la precariedad...Esos son los que tienen que ser responsables, a ellos hay que exigirle la responsabilidad que vuelve a caer sobre las que poco podemos hacer, pero nos hacen las culpables de todo lo que pasa. El Capitalismo no se sostiene, no es un sistema para la vida y no queremos creer lo que vemos una vez más, porque el miedo a perder la nada que tenemos nos paraliza. De lo que sí somos responsables es de saber como queremos vivir nuestra vida y comenzar a buscar salidas comunes. Cuando de verdad hayan conseguido recluir a cada una en su casa de manera individual será demasiado tarde. Es ahora.

El Santander, es peor que un virus, no ha parado ni un segundo de desahuciar, de especular con nuestras vidas, de crear problemas sociales, de invertir en armamento… no queremos limosnas de ultraricos filántropos, queremos una sanidad publica puesta en manos de la comunidad y derechos sociales como la Renta Básica de las Iguales.

Ni un desahucio más.

Tenemos derecho a tener derechos.

Etiquetas: