La normalidad os defraudará. El mañana no mejora sin lucha

Solapas principales

pintadaJosé Iglesias Etxezarreta.- El capitalismo, como las religiones, funciona siempre como la canción nazi de Cabaret: el hoy es malo, pero el mañana es mío, base de cualquier conformidad con unas condiciones negativas. Lo que Schiller llamaba el sistema de futuras expectativas.

En un país gregario y acostumbrado a la obediencia como el nuestro, todos nos emboscamos a la vez y todos nos lanzamos de nuevo a las calles cuando nos lo ordenan. El problema será el bajón cuando la gente advierta que la normalidad está sobrevalorada. Según cita atribuida a Thoreau, “La mayoría de los hombres llevan vidas de discreta desesperación”.

 

 

 

Etiquetas: