Más de 30 personas durmiendo en la calle bajo el temporal

Solapas principales

Momento de la concentraciónEl Ayuntamiento deja en la calle a más de 30 personas sin hogar pese a las gélidas temperaturas invernales. Advertimos del riesgo de muerte por hipotermia que tienen los afectados a los que se niega el acceso al albergue municipal de Lasesarre. Instamos a equiparar sus resultados en la materia a los de municipios como Bilbao. Los recursos de Barakaldo son ínfimos si se comparan con los desplegados en Bilbao por el invierno, el temporal ‘Filomena’ y la pandemia de covid-19.

Activistas de la plataforma contra la exclusión social Berri-Otxoak se han concentrado para denunciar que el Ayuntamiento de Barakaldo, pese a las abundantes precipitaciones y bajas temperaturas, “deja en la calle a más de 30 personas sin hogar, a las que pone en riesgo de a riesgo de morir por hipotermia y de sufrir agresiones de género y aporófobas”.

La protesta se produce ante el hecho de que, según datos oficiales del Consistorio, el refugio invernal sólo atiende a menos de la mitad de las 70 personas que no tienen domicilio. En concreto, atiende a 34 personas en las instalaciones situadas en los bajos del polideportivo de Lasesarre.

“El Ayuntamiento deja a más de la mitad de estas personas sin cobijo. No olvidamos que en plena pandemia el Consistorio inhabilitó el albergue municipal específico para mujeres sin hogar a pesar de tener demanda y es evidente que está a años luz de otros municipios en inversión para la solución de la problemática de las personas sin hogar”, afirma Berri-Otxoak.

Al respecto, el colectivo social ha destacado que Bilbao cuenta actualmente con 635 plazas para albergar a personas sin hogar: 204 son permanentes y están repartidas por distintos barrios de la ciudad. La capital, llegada la temporada invernal, en diciembre de 2020, habilitó 55 plazas más y debido a la ola de frío, que acompañó al temporal ‘Filomena’, dispuso otras 87. Por último, en colaboración con el Gobierno Vasco y otras diez entidades, la villa acondicionó otras 290 plazas tras la llegada del coronavirus que siguen al completo.

«Teniendo en cuenta el número de habitantes de Bilbao y de Barakaldo, los recursos aportados por el Ayuntamiento de Barakaldo para las personas sin hogar son ínfimos a los aportados por la villa”, subraya Berri-Otxoak. «No queremos a ninguna persona durmiendo en calle. Tener una vivienda donde guarecerse es un derecho humano y no dejaremos de luchar hasta que ese derecho se haga efectivo”.

Barakaldo, 18 de enero de 2021

Etiquetas: