Formación con las compas de BaSo

Solapas principales

6ª Cronica. Formación con las compas de BaSoEl sábado fue el día de la formación, que llevaban preparando las compas de BaSo en el último mes. Ellas realizan este tipo de actividades regularmente, las plantean para mejorar sus conocimientos sobre temas que consideran políticamente interesantes para ellas y para otras activistas de grupos de amigas, de ciudades cercanas. Todas ellas activistas.

Salimos temprano de la casa de Ulrike y de Bea, para echar una mano en los previos, que si colocar sillas, recibir a la gente que llega, charlar con Isabel una de las traductoras que iniciara la jornada, pues Lars el compita que nos viene traduciendo en los últimos 31 años llegara tarde, tema de trenes y retrasos.

Así que para las diez de la mañana estábamos en el local compartiendo con las compañeras que iban llegando y sobre todo con Isabel, una traductora profesional, que vive en Düsseldorf y que es nativa de Bilbo. Ella es una mujer que llegó a Alemania con dieciocho años, ya hace muchas décadas, pero aun con décadas por este país sigue teniendo toda las maneras de una vasca recién llegada.

Nos gusto que el local de la formación estaba pegado al de Tacheles. Una iniciativa hermana/muy amiga de las compas de ALSO de Oldenburgo. Hasta tuvimos un momentito para saludarles, nada más llegar y darle los saludos de nuestras compitas.

La formación fue una sensación de repetición de muchos momentos de formaciones anteriores de Ruth y Manolo, en multitud de lugares de la Península Ibérica. Se trataba en la primera parte de situar el proceso histórico/político de los últimos casi 50 años, en el Estado Español y Euskal Herria más en particular. Con pinceladas de los orígenes y desarrollo de los 38 años de Baladre. Para nosotras algo ya que sale sólo, pero para las compas alemanas una gran aportación para comprender los procesos políticos que se han ido dando en el Estado español para tener una mayor comprensión de la situación en la actualidad.

A la una de la tarde paramos para hacer el descanso y tomar la rica comidita que nos trajeron del Centro Tacheles. Unas verduras con múltiples condimentos riquísimas y una lasaña de espinacas fenomenal. Durante este tiempo de descanso ya aprovechamos para charlar con Ángela y Álvaro, nuestras compas Alemañikas que están viviendo en Braunschweig y que se pegaron el palizón de levantarse tempranísimo y tras tres horas de coche, llegar al poquito de iniciada la formación. La verdad que fue guapísimo y entrañable el compartir esta actividad con ellas y con Lars de Hamburgo, que junto a Isabel, realizaron una traducción de lujo. Consecutiva, sin paradas, usando para ello las maquinitas alquiladas para la traducción simultanea, un lujazo. Como decía Isabel menos mal que ella es de Bilbo y que Lars nos conoce desde hace 31 años por la dificultad de entender tal cantidad de siglas que usamos en la exposición.

Pues eso que de el descanso/comida, al sol de un guapo día de verano, en una antigua estación de tren desmantelada que las vecinas con sus recursos y mano de obra han acondicionado para poder pasear, ir en bici, patines,… Fue muy rico, repensando nuevos enredos para siguientes meses, en Berlin, Hamburgo…; al igual que ir viendo como vienen las gentes de este país al Encuentro Baladrino de la primavera de 2020.

La sesión de la tarde fue la de atender las preguntas múltiples y diversas que iban saliendo intercaladas con reflexiones del momento actual en Catalunya, Euskal Herria, el conjunto del Estado Español y la mismita Alemania. Así continuo la sesión hasta las 17 horas. Quedando emplazadas a la cena habitual de las compas de BaSo tras este tipo de actividades.

Con mucha puntualidad a las seis llegábamos al Restaurante Griego de la Estación de metro del Zoo. Las Alemañikas se quedaron aunque les quedaba por delante una vuelta de tres horas en coche.

La sensación de esta jornada es que fue útil/sirvió para los objetivos que se habían marcado las organizadoras y las baladrinas nos encontramos muy agustito. Nos dimos cuenta que se iban abriendo nuevos enredos futuros, que si en Düsseldorf u otras ciudades cercanas a Wuppertal.

Para nosotras nos fue útil escuchar las preguntas y reflexiones que se hicieron durante toda la jornada. Y fundamentalmente sentimos como se consolidan nuestras relaciones con las compitas que ya estuvieron el Encuentro de Ozaeta, en el ultimo encuentro de Baladre (Bea y Gabi). También nos alegro muchísimo ver como Ángela asume ser parte de los enredos baladrinos en Alemania para los próximos años. Nos alegra aun mas por su proceso de aprendizaje de alemán en el que esta inmersa.

Conociendo Wuppertal con Bea

El domingo era el día que habíamos pactado para subirnos al schwebebahn, que es un tren que transita por encima del río Wupper y con los raíles al revés, por encima de las cabinas. La idea era llegar a conocer la casa de Engels, sí el barbudo, que junto con Marx conocemos muchas de nosotras de tantas fotos y lecturas.

Así que tras el desayuno sabroso fuimos andando hasta la parada del Zoo Garten para tomar este metro aéreo por el que se atraviesa todo el valle donde esta la ciudad de Wuppertal, incluida la tremenda factoría de la Bayer. Nos hicimos unas risas cuando comentaba Bea las dificultades que tuvo este medio de transporte en sus más de cien, sí cien, años de existencia. Una de las que más risa nos produjo fue la de que los actuales vagones del metro se construyeron en Barcelona y cuando los pusieron a funcionar en Wuppertal las puertas no se cerraban. Alucinar el porqué: resulta que el visor de la puerta detectaba la entrada de personas o salida cuando el agua de la lluvia, algo muy habitual por aquí, caía por las las ranuras de las puertas y éstas se quedaban abiertas como si ahí hubiera una persona. Así que tuvieron que corregir la sensibilidad de los detectores/visores poniendo unos adecuados a lugares de lluvia habitual y no a Barcelona, jejeje.

Tras un ratín de viaje en el metro aéreo llegamos a la parada del complejo en honor de Engles. Con la casa de sus padres, que están rehabilitando, un monumento en su honor de la ciudad, una oficina turística de recepción, etc. Y una estatua del gobierno Chino de tres metros. Ahora resulta que el gobierno de la ciudad esta viendo el filón/negocio del turismo que pueda traer la celebración de los 200 años del nacimiento de Engels y están apresurándose a generar el máximo de productos comerciales ante el turismo que esperan. Como es la vida, durante cien años largos, lo despreciaron y silenciaron, a Engels, y ahora lo van a convertir en centro y eje de un nuevo turismo a Wuppertal, hasta le han considerado hijo de honor.

El domingo, siguió con nuevas visitas, la primera a las colinas de la ciudad, que incluyó una comidita rica, rodeada de bosques. Para después pasear entre valles cercanos durante más de dos horas. Visitando el monumento en memoria de las personas muertas/asesinadas en lo que fue el primer campo de concentración alemán en los preámbulos de la segunda guerra mundial. Un monumento a decenas de soviéticas que perdieron allí la vida, todas jovencísimas.

Después llegamos a uno de los molinos de nombre Manuel que sigue activo y fabrica cantidad de utensilios de hierro, a mano, de forma tradicional, sobre todo cuchillos y un día a la semana la gente lleva allí sus propios cuchillos para afilar.

Fueron dos horas de una conversación inolvidable donde Bea nos fue explicando su historia, como llegó su familia de refugiadas años atrás; como era la vida en esos lugares, la dureza de la xenofobia. La actualidad del neofascismo y sus propuestas electorales. Tantas y tantas conversaciones y temas que una tiene la sensación de haber estado de una lección amplia y profunda sobre este país y más en concreto sobre la región.

Eso si, finalizando la caminata con unos helados sabrosos en una heladería Italiana para recuperar fuerzas e ir a ver un enorme puente de ferrocarril que une las laderas de este gran valle. Se trata de un puente de 500 metros de altura. El paseo por las bases del puente era alucinante, más cuando pensabas que se había construido hace MÁS DE CIEN AÑOS. Durante nuestro paseo por el valle vimos pasar a dos trenes por el puente que nos dicen está permanentemente en obras con reparaciones constantes y diversas.

Así cerramos un día especial con Bea que lleva cuatro días de unos CUIDADOS INOLVIDABLES para con nosotras. Y disfrutando del gran esfuerzo que esta realizando por conversar con nosotras en castellano. Están siendo días, horas de tanto cariño y afecto, que por momentos tenemos la sensación de una relación de amistad de años… y por supuesto la sentimos como una baladrina más.

Galería de imágenes, haz clic sobre la imágen: 
6ª Cronica. Formación con las compas de BaSo
6ª Cronica. Formación con las compas de BaSo
6ª Cronica. Formación con las compas de BaSo
6ª Cronica. Formación con las compas de BaSo
6ª Cronica. Formación con las compas de BaSo
6ª Cronica. Formación con las compas de BaSo
6ª Cronica. Formación con las compas de BaSo
6ª Cronica. Formación con las compas de BaSo
6ª Cronica. Formación con las compas de BaSo
6ª Cronica. Formación con las compas de BaSo
6ª Cronica. Formación con las compas de BaSo
6ª Cronica. Formación con las compas de BaSo
6ª Cronica. Formación con las compas de BaSo
6ª Cronica. Formación con las compas de BaSo

Etiquetas: