Denuncia de los recortes en derechos sociales durante mitin Pedro Sánchez en Barakaldo

Solapas principales

cartelEl pasado domingo con motivo del mitin en Barakaldo del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez (PSOE). Se ha denunciado los recortes en las prestaciones sociales y ayudas de emergencia que ha conllevado el pacto en Euskadi y Barakaldo entre PNV y PSE, pese al agravamiento de las cifras de la pobreza, mientras se disparan los gastos en sueldos millonarios de los políticos en las instituciones.

Comunicado

Protestamos ante Pedro Sánchez por el pacto vasco de socialistas y PNV que aplica recortes sociales mientras reparte sueldos millonarios para políticos

  • Activistas se disfrazan de corazones para ridiculizar los acuerdos de Gobierno PSE-PNV
  • Advierten de que el aumento de recortes se produce pese a que está aumentando la pobreza y ya afecta al 17,7% de los vascos, según los datos oficiales
  • PSE y PNV gastan 2,2 millones en sueldos políticos en Barakaldo mientras reducen a 960.000 euros el presupuesto de ayudas sociales a familias necesitadas

Activistas sociales han protestado en Barakaldo con motivo del mitin que el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez (PSOE), ha realizado en la localidad. La movilización, en tono irónico, ha denunciado el “enamoramiento” de socialistas y PNV para aplicar recortes sociales mientras la pobreza aumenta tanto en Barakaldo como en el conjunto de la Comunidad Autónoma del País Vasco (CAPV).

A escasos metros del acto político de Sánchez, activistas de la plataforma contra la exclusión social y por los derechos sociales Berri-Otxoak se han disfrazado de corazones y han mostrado carteles con críticas a los acuerdos presupuestarios “antisociales” alcanzados por el Partido Socialista de Euskadi (PSE) conjuntamente con PNV y PP.

El colectivo Berri-Otxoak, que lleva 27 años denunciando las situaciones de pobreza y la inacción de las instituciones, ha destacado que en Barakaldo “el PSE ha facilitado aplicar un tijeretazo del 2% a las ayudas de emergencia sociales del Ayuntamiento, lo que ha supuesto una reducción media de 484 euros año para cada familia que depende de estas prestaciones para llegar a fin de mes”.

Momento de la acciónEn esta localidad de la Margen Izquierda, que es una de las más golpeadas por el paro en Euskadi, son 1.300 las familias que dependen de las denominadas Ayudas de Emergencia Municipales. En Barakaldo, se ha disparado un 50% la tasa de pobreza en los dos últimos años, hasta niveles nunca vistos al menos en los últimos 10 años. El paro asciende al 13% y de las 6.250 personas sin empleo, 4.000 de ellas no reciben prestación o subsidio públicos de ningún tipo.

En contraste, el pacto PNV-PSE en Barakaldo ha disparado hasta 1,8 millones de euros los salarios que los dos partidos se reparten, a lo que se unen otros 400.000 euros para los grupos de la oposición. De este modo, los 2,2 millones de coste de retribuciones para los políticos más que dobla el presupuesto de ayudas sociales, que PNV y socialistas han reducido un 2% hasta dejarlas en 960.000 euros.

A estos recortes en el ámbito municipal se añaden los presupuestos generales del País Vasco acordados en el año 2018, y prorrogados para este 2019, mediante el acuerdo presupuestario alcanzado en el Parlamento vasco entre el PNV, el PSE y el PP. En concreto, nacionalistas, socialistas y ‘populares’ han aplicado un tijeretazo del 40% en la cuantía de las prestaciones a las que tienen derecho las personas desempleadas o con empleos precarios usuarias del Servicio Vasco de Empleo Lanbide; es decir, 257 euros menos al mes.

Además han recortado 300 euros mensuales el complemento de los pensionistas. Actualmente son 245.340 las personas que en la CAPV tienen una jubilación por debajo del salario mínimo interprofesional (SMI) y, por tanto, han sufrido esta medida de forma directa. “La situación cobra mayor gravedad si nos fijamos en las mujeres pensionistas, principalmente viudas. Más de 213.000 perciben una pensión inferior al umbral de la pobreza, por debajo de 900 euros al mes”, ha destacado Berri-Otxoak.

Barakaldo, 6 de octubre de 2019.

Etiquetas: