Crónica de nuestro último encuentro en Monleras

Solapas principales

Encuentro Monleras julio2020Tras cuatro meses inmersas en el mundo pandémico, encontrándonos a través de las pantallas y las letras de todas, en cuanto nos han dejado nos hemos encontrado como nos gusta a las Baladrinas, de forma presencial, compartiendo espacio aunque fuese mascarilla mediante.

En un espacio en el que los abrazos, los afectos y los sentires son una parte básica, este encuentro ha sido sin duda especial. Hemos buscado abrazar con la mirada, nos hemos encontrado donde siempre, en la necesidad de sostener las vidas colapsadas. En estos días hemos compartido nuestra vivencia en estos meses complementadas con contenidos varios para la continuidad de nuestra construcción comunitaria.

El sábado compartimos la mañana con compañeras que han vivido el encierro de las prisiones, que compartieron su vivencia de abandono, de sentir cómo se anula la persona y se la reduce a un delito por el que hay que pagar y de la necesidad tanto de contar con una comunidad que acoja y acompañe cuando se sale de ese encierro como de generar alternativas. Aprovechamos las tecnologías para que Alicia Alonso nos acompañara en la distancia y construimos entre todas un diálogo sobre cómo buscar alternativas a las prisiones desde lo comunitario y sobre todo, cómo actuar antes de que nadie pise una cárcel. Sin duda un espacio tan necesario como emocionante y por el que agradecemos infinitamente a las compañeras que compartieron sus vivencias con nosotras.

Seguimos el día hablando de la RBis, nuestra apuesta baladrina y de cómo arrancar con la primera fase, ahora que el IMV nos trae un nuevo contexto. Nos llevamos deberes a nuestros territorios para seguir la tarea en el próximo encuentro. De ahí nos fuimos a hablar de nuestra sostenibilidad económica como Coordinación (que no coordinadora) con Javi e Isa que prepararon un taller para que abordásemos esto de la sostenibilidad económica y de pensar a futuro qué hacer con esto de los dinerillos. Salieron necesidades, propuestas y, cómo siempre, el telón de fondo de cómo sostener las vidas de todas.

Para el domingo nos dejamos el tema de la comunicación. Cómo compartimos la información de lo que hacemos sin regalar nuestros datos al gran capital ni ponernos en riesgos innecesarios. Hoy las redes son una herramienta de difusión pero también lo son de control, por lo que es importante que tomemos conciencia y facilitemos lo menos posible el camino. Estos fueron nuestros temas formales, pero en lo informal no paramos, en el intercambio con las compañeras, algunas que venían por primera vez como Mérida o Torrevieja, compartiendo paseo bajo la luz de la luna mientras Juanje (al que damos mil gracias) nos contaba los proyectos del pueblo, con exploraciones en los bares locales y, como siempre, con trasiego de cajas, libros, camisetas, agendas y lo que haga falta. Y así pasamos dos días en Monleras, con menos abrazos que otras veces, pero con las mismas, o más, ganas de siempre. Echando de menos a algunas por aquello de la limitación del aforo y la seguridad, pero disfrutándonos en el reencuentro. Nos vamos con las pilas cargadas, con tarea para trabajar en el territorio y como siempre, con cajas de libros en el maletero. Próxima parada, Alacant 6, 7 y 8 de Noviembre.

Etiquetas: