Primera crónica desde Buenos Aires: Llegar y no parar

Solapas principales

Primera crónica desde Buenos Aires: Llegar y no pararComo hace ya muchos años, tantos que la memoria comienza a fallarnos, baladrinas cruzan el charco. Desde este fin de semana ya están allí, Bibi que repite y Marilina que sin ser su primer viaje a Argentina, si lo es como baladrina. Y desde Buenos Aires, después de pelear con ese que tiene nombre de actor de serie B, Jet Lag, nos envían la primera de las muchas crónicas del viaje de este año. Informar que en unos días también dos baladrinas estarán enredando en Alemania. No se pierdan ninguna crónica, no se lo perdonarían.

Desde diferentes territorios del Estado español, las baladrinas Bibi y Marilina, nos juntamos por la mañana en el aeropuerto de Ezeiza donde nos esperaba Fabio, vecino y militante del barrio de Lugano.

La primera en llegar fue Marilina, muy bien recibida por Fabio. Bibi, sin embargo, conoció a Fabio de una forma un poco más hostil. Cargada hasta arriba de maletas y perdida por el aeropuerto, chocó a Fabio con la mochila sin saber que era él.

Después de ese cariñoso primer encuentro nos fuimos directas para Lugano. Tan directas que nos olvidamos hasta de hacer el cambio de moneda. ¡Tan, tan directas que a la Bibi no le dio tiempo ni a fumar! El coche de Fabio se perdió en el río del tráfico y la velocidad y Buenos Aires nos engulló.

Durante la mañana estuvimos descansando y generando sinergias con Fabio y su familia. Conocimos a su compañera Claudia y su hija Priscila, por allá andaba Juanita, con sus cuatro patas y su mirada de humanidad. Luego también acudió su hermana Valeria, la cual nos contó que trabaja en un comedor popular al que podíamos ir a visitar si nos veíamos con ánimos. Así bien, hemos quedado para el lunes en ir con ella al comedor y conocer el proyecto.

Después de comer nos invitaron a la asamblea de la comisión de vecinos y vecinas del barrio marginal de Lugano 1 y 2 de la Asamblea del Parque de las Victorias. En este barrio viven 56 familias por bloque de edificios, siendo un total del 60 mil personas. En los márgenes del barrio se pueden observar muros con alambres de púas en sus altos, creando la sensación de cárcel. El barrio de Lugano parece haber sido pensado desde su planificación arquitectónica para ser un barrio donde albergar a aquellas personas que forman parte de la marginalidad social: mucho cemento y poco verde donde desarrollar la vida social.

No obstante, después de la asamblea dimos un paseo con algunas compañeras de la asamblea y nos llevaron al Parque de las Victorias. Este parque es el resultado de una lucha social de los vecinos y vecinas del barrio de Lugano. En ese terreno se pretendía llevar a cabo un plan urbanístico con el cual se construirían más torres gigantes para hacinar familias pero, una vez más, gracias a la lucha social de las vecinas, el verde ganó sobre el gris y se consiguió preservar el espacio como un parque. Hoy en día el parque es un lugar de socialización no consumista donde los y las jóvenes pasan las tardes en torno a un ocio sano relacionado con el deporte y la amistad.

Además, este parque está siendo parte de un proceso participativo organizado por los y las vecinas, y apoyado por arquitectos y arquitectas de la universidad, en el que se intenta dar voz a lxs vecinxs sobre las necesidades e intereses respecto al parque.

En la asamblea también fuimos parte de un debate muy interesante sobre la necesidad de sentarse a negociar con figuras políticas o si, por el contrario, esto podía perjudicar al colectivo. Actualmente, en Argentina se está viviendo un entretiempo entre la primera vuelta de las elecciones (PASO) que fue en agosto y la segunda, que es el 27 de octubre. Así bien, los personajes políticos tienen intereses electorales que pueden llegar a favorecer a las vecinas y ciudadanas. No obstante, el debate surgía a partir de la duda sobre los intereses que tienen los partidos políticos sobre la propia asamblea y hasta qué punto era necesario sentarse a negociar con ellxs. Un debate que, más allá de las distancias y las diferencias culturales, muchas hemos tenido que afrontar en nuestras asambleas en el Estado español.

La situación política y económica en Argentina es compleja e incierta. A nivel político se está viviendo una tensión importante entre el gobierno actual y el partido kischnerista que sacó mayoría en las primarias. Estas tensiones afectan en lo económico con la subida del dólar (de 40 a 60 pesos después de las primarias) y en la inflación que padece la población en el precio de los servicios y productos. Además, el gobierno macrista ha eliminado muchos puestos de trabajo y ha suspendido los planes de trabajos y ayudas económicas de carácter socialista que existían con el gobierno anterior. Por lo tanto, según lo que pudimos percibir con lo que nos cuentan las personas con las que nos hemos ido enredando este primer día, es una situación de desencanto general aunque en el barrio de Lugano hemos podido ver que se afronta desde la colectividad y el apoyo mutuo.

Entre tanto lío político-económico y tanto debate asambleario, lxs compas de Lugano se sientan a contarnos su historia y a compartir con nosotras momentos de cercanía y cariño. Argentina es, como siempre, un país de gente linda y abierta a dar y compartir lo poco que tiene.

Galería de imágenes, haz clic sobre la imágen: 
Primera crónica desde Buenos Aires: Llegar y no parar
Primera crónica desde Buenos Aires: Llegar y no parar
Primera crónica desde Buenos Aires: Llegar y no parar
Primera crónica desde Buenos Aires: Llegar y no parar
Primera crónica desde Buenos Aires: Llegar y no parar
Primera crónica desde Buenos Aires: Llegar y no parar
Primera crónica desde Buenos Aires: Llegar y no parar
Primera crónica desde Buenos Aires: Llegar y no parar
Primera crónica desde Buenos Aires: Llegar y no parar
Primera crónica desde Buenos Aires: Llegar y no parar
Primera crónica desde Buenos Aires: Llegar y no parar

Etiquetas: