La marea feminista llega a Trelew para vivir el 33° Encuentro Nacional de Mujeres

Solapas principales

fotoPor Florencia Ogas para La tinta.- Miles de mujeres, lesbianas, travestis y trans ultiman detalles para arribar a la ciudad más austral en la Historia de los encuentros. En tiempo de descuento, dialogamos con Karina James, integrante de la Comisión Organizadora, para conocer detalles sobre la logística que albergará a 50.000 participantes del país y Latinoamérica.

Este año, el 33° Encuentro Nacional de Mujeres, Lesbianas, Trans y Travestis se realizará en Trelew, provincia de Chubut. Los días 13, 14 y 15 de octubre, la marea feminista llegará al sur del país para debatir sobre las realidades que nos atraviesan en nuestros territorios-cuerpos y construir miradas colectivas que fortalezcan la diversidad de nuestro movimiento.

En los 33 años de Historia de los Encuentros Nacionales de Mujeres, la Patagonia trazó dos capítulos y va por el tercero. En 1992, se realizó en la Provincia de Neuquén y, en 1999, en Bariloche, Río Negro. En ambas oportunidades, asistieron 5000 mujeres de todo el país y hubo una fuerte presencia de las mujeres de los pueblos originarios.

En Neuquén, se marchó por primera vez en la historia de los encuentros. En el libro de Amanda Alma y Paula Lorenzo, Mujeres que se encuentran, lo relatan: “Por primera vez, se realiza la marcha del encuentro haciendo visible la cantidad de mujeres que participaron. Las mujeres recorrieron las calles de la ciudad en repudio al genocidio y a los 500 años de la conquista como principales consignas”.

En Bariloche, el encuentro estuvo atravesado por la grave situación económica, política y social que vivía el país. Esto no impidió la concurrencia masiva de las mujeres hacia el sur del país. En el acto de apertura, la Comisión Organizadora brindó las ya clásicas palabras de bienvenida, remarcado el esfuerzo que tuvieron que hacer para llegar: “Hay un antes y un después de tomar la decisión, juntar el dinero, dejar el trabajo adentro y afuera de la casa, y hacer todo lo necesario para vencer los obstáculos, es parte del encuentro. Revela la fuerza que tenemos las mujeres”.

(Imagen: Eloisa Molina para La tinta)

Trelew, la anfitriona del valle

La ciudad de Trelew recibirá el próximo viernes alrededor de 50.000 mujeres que tomarán las calles, las escuelas y las plazas. Será la ciudad más austral por la que pasará el encuentro y el desafío será albergar a la marea que ya empieza a ultimar detalles para el arribo.

Como en 1999, este encuentro también estará atravesado por el contexto de crisis económica del país. Miles de mujeres llegarán al sur tejiendo redes para costear el viaje con actividades de autofinanciamiento y decir presente una vez más. Otro de los ejes será la presencia de las mujeres de los pueblos originarios y sus históricos reclamos. Teniendo en cuenta que, el año pasado en Chaco, participaron 900 mujeres y 40 representantes de los pueblos originarios en el taller “Mujeres y pueblos originarios”, este año, se espera el doble de concurrencia. Por último, el encuentro estará teñido de la marea verde, con la fuerza de las nuevas generaciones de pibas que llenarán los espacios de discusión con sus pañuelos verdes, reclamando aborto seguro, legal y gratuito, después de que la Cámara de Senadores nos negara la posibilidad de acceder a la interrupción voluntaria del embarazo.

Será momento de desarmarlo todo para volver a dar batalla y el encuentro es el lugar donde nacen las articulaciones que fortalecen y hacen crecer el movimiento feminista.

Para conocer más detalles sobre la organización del encuentro, dialogamos con Karina James, integrante de la Comisión Organizadora.

—¿Cómo se están organizando de cara el Encuentro que comienza este viernes?

—Es una responsabilidad enorme y estamos muy, pero muy felices trabajando en toda la logística que necesita un Encuentro Nacional de Mujeres. Es una responsabilidad enorme porque estamos hablando del encuentro más austral en la historia de los encuentros y Trelew es la ciudad más chica. Entendemos que nuevas generaciones están llegando para ser partícipes, así que la ciudad nos ha quedado muy, pero muy chica y la logística, en esta oportunidad, se ha visto, desborda de Trelew. Es por eso que las compañeras que van a venir llegando no solamente de Patagonia, sino de todo el país y latinoamérica, van a estar alojadas no solamente en Trelew, sino también en localidades como Dolavon, Gaiman, Rawson, Puerto Madryn y Playa Unión. Continuamos en plenarias extraordinarias porque no queremos dejar nada librado al azar. Estamos intentando que alguna que otra escuela que aún nos resulta difícil destrabar, se destrabe y poder seguir adelante con todas estas propuestas que van a involucrar 73 talleres y más de 160 actividades culturales, que no solamente van a estar dándose entre Trelew, sino también en el valle y costa. Es un trabajo muy intenso, pero esta comisión organizadora está feliz porque pudo conformar un equipo de trabajo de toda la provincia.

—El año pasado, hubo 71 talleres y este año se suman dos. ¿Cómo se dio la incorporación a la grilla?

—A pedido de algunas organizaciones, se suman “mujeres y fútbol” y “mujeres por la libre determinación de los pueblos”. Fue propuesto por colectivas de mujeres que también están pidiendo hace mucho tiempo un Encuentro Plurinacional. Nosotras entendemos que el encuentro ya viene siendo plurinacional y pluricultural, así que, seguramente, va a ser otro de los temas que se vaya a proponer. Consideramos que la propuesta de parte de estas organizaciones y conjunto de mujeres es muy válida, así que celebramos que este año sean 73 talleres.

—Sobre el recorrido de la marcha, ¿cómo será el protocolo de seguridad? Teniendo en cuenta que el Gobierno de la Provincia pondrá a disposición 3000 efectivos policiales y 300 fuerzas nacionales de apoyo.

—Trelew es una ciudad que no tiene catedral, tiene algunas iglesias, quizás la más conocida, por estar en el microcentro, es Maria Auxiliadora, pero el circuito de la marcha se va a dar conocer esta semana, estamos terminando algunos detalles que tienen que ver con la operatividad y con una cuestión de logística a la hora de pensar los espacios. Trelew es una ciudad muy, pero muy pequeña. Se ha trabajado muchísimo en el operativo de seguridad, nosotras consideramos el autocuidado, como ha sucedido en estos 32 años de historia. Las mujeres nos cuidamos solas, eso no quiere decir que no exista este protocolo de seguridad de parte de la Provincia y son muchas charlas las que hemos tenido. Se ha presentado también un protocolo de seguridad otorgado por la comisión y se sigue charlando. Hasta ahora, mantenemos esto del autocuidado y, por supuesto, las recomendaciones que llegan por todas y cada una de las organizaciones, los protocolos de seguridad que cada organización tiene. Se ha dejado muy claro que nosotras no pedimos seguridad, que el autocuidado tiene que ver con un eje transversal. Esperamos que todo salga bien.

(Imagen: Eloisa Molina para La tinta)

—Hace algunas semanas, hubo un pedido de un grupo de iglesias evangélicas para impedir el Encuentro. ¿Cómo lo tomaron desde la Comisión Organizadora?

—Sí, hemos recibido declaraciones y hubo manifestaciones de parte de algunas iglesias y una resistencia muy grande de parte de la iglesia católica. Hemos tenido situaciones, particularmente, con el Padre Fabián de la Iglesia María Auxiliadora en las marchas Ni Una Menos y en marchas por el Aborto. Entendemos que él sigue comunicándose con el Intendente y los medios de comunicación, pero también sabemos que son las respuestas de las personas que tienen todo el derecho a opinar. Trelew es una ciudad bastante ortodoxa y conservadora. Igualmente, el encuentro se hace, se llega y consideramos que las mujeres tenemos este derecho que nos pertenece a acceder y disfrutar del encuentro.

—¿Cómo se trabajó para acercar el encuentro a la comunidad de Trelew?

—Hubo mucho desconocimiento en relación a de qué se trata el Encuentro Nacional de Mujeres. Además de toda la logística, también nos ha tocado esto de repensarnos y visitar escuelas, determinar lugares y hacer un laburo muy intenso. Lo que se ha logrado tiene que ver con esta grupa de mujeres que se conoció, que se reconoce y que, a partir de ahora, va a seguir activando. Esta comisión organizadora está conformada por mujeres de toda la provincia, tenemos compañeras que son de Comodoro Rivadavia, de la Cordillera, Puerto Madryn, Dolavon, somos de muchas ciudades y localidades. Cada compañera que ha estado lejos ha viajado para las plenarias, ahora se están quedando ya en Trelew para poder ser parte del encuentro. Habla de una diversidad impresionante y eso nos pone muy felices.

“Este encuentro, además de sumar dos talleres -que son el corazón del encuentro-, también va a tener una marcha por travesticidios. Además, vamos a inaugurar una plaza de artesanas, con el nombre de Molly. Molly es una mujer que nosotras queremos mucho, era una bellísima persona, artesana, fue asesinada y su femicida aún está con prisión preventiva y no se termina de definir su condena. Estoy hablando del primer femicidio en Trelew en lo que va del año, el primero de tres. Luego de eso, otra mujer fue asesinada y su femicida terminó suicidándose. Hay una tercera mujer, Rosa Acuña, que terminó apareciendo calcinada en un descampado en la ciudad de Trelew. Aún no se determinaron las causales y es por eso no podemos pronunciarnos aún. Tres mujeres muertas en menos de dos meses, eso no es un dato menor. Este encuentro busca visibilizar Chubut, que nuestras hermanas originarias también pueda pronunciarse, que podamos hablar de megaminería, de la problemática de la invisibilización que hay con relación a Patagonia. La invitación es para que se sumen, para que seamos parte. ¡Las estamos esperando en este tiempo de descuento!”.

*Por Florencia Ogas para La tinta / Foto de portada: Eloísa Molina para La tinta.

Etiquetas: 

Comentarios

Allí están ya nuestras compas que seguro nos mantendrán bien informadas.