¿Qué es Baladre? ¿Quiénes somos?

Solapas principales

Baladre es una Coordinación de colectivos de la Península ibérica y norte de África, así como como colectivos y personas del cono sur americano, con diferentes sensibilidades, pero con una voluntad común: la de denunciar la desigualdad, el empobrecimiento y la exclusión en cualquiera de sus formas. Los colectivos que participamos en la Coordinación de Baladre lo venimos haciendo tanto en luchas sociales puntuales y/o a nivel local, como a nivel global, en movilizaciones estatales e internacionales tales como las Marchas contra el paro, contra la Europa del Capital o contra el Fondo Monetario Internacional.

Una de las luchas que refuerzan la Coordinación de Baladre, y que usamos como herramienta que unifica la diversidad de reivindicaciones de los colectivos y grupos que luchamos por la transformación social (vivienda digna, transporte gratis, reparto de todos los trabajos, no a la represión y la cárcel,...) es la lucha por el derecho a la Renta Básica de las iguales para todas las personas, que nos permita vivir dignamente.


BALADRE: Una Flor que Coordina

Lo que implica esta palabra mágica es harto complicado: que todo el personal asume que trabajar en movidas de otras es trabajar para ti, que debes disponer de tiempo y de recursos propios para ponerlos a disposición del trabajo de otros grupos.

Hemos tirado por el camino de la coordinación desde la igualdad en la participación: las decisiones se toman en los grupos y se consensúan -o no- en base a lo decidido en cada pueblo o ciudad. Poco a poco hemos ido resolviendo cuestiones “técnicas”: las reuniones se hacen rotativamente en las ciudades de cada colectivo que participa en la coordinación buscando que en cada Coordinación participe el máximo de personas posible en cada grupo. Todas las iniciativas cuentan con autonomía total y se ha dado el caso de que algunas acciones o campañas no han sido secundadas por todas por diversas razones.

En todos estos años hemos ido asumiendo todas nuestras carencias para poderlas abordar. La palabra evaluación era una gran desconocida en nuestras prácticas y la formación para la participación una asignatura pendiente.

Sintetizar lo que significa para nuestros colectivos la Coordinación es muy difícil, pero vamos a intentarlo en pocas letras.

Somos distintos grupos sociales que trabajamos los temas de la precariedad, el empobrecimiento y la exclusión social. Se podría decir que el tamaño de nuestros colectivos es pequeñito y que básicamente incidimos en pueblos y ciudades, aunque algunas nos diluimos en las grandes metrópolis.

Las personas que militamos en estas iniciativas sufrimos directamente los problemas que tratamos, aunque también participan personas que no los padecen; pero que se sienten cercanas e indignadas por ellos. También es importante matizar que tenemos autonomía total de las instituciones, partidos sindicatos y organizaciones confesionales.

En la práctica diaria coincidimos con muy diversos grupos de nuestros pueblos y ciudades para tirar delante de objetivos comunes. Nos gusta buscar lo común, lo que nos une, sin eludir; para debatir sobre nuestras diferencias.

En la Coordinación también participan personas a título individual que encuentran en nuestra práctica conjunta un espacio de acción-reflexión idóneo para cubrir sus necesidades de práctica social y política.

Territorialmente estamos en todas las Naciones y pueblos que configuran el Estado español, Portugal y ahora en el cono sur americano.

Ya va para veinte años que nos llamamosBALADRE” Coordinación de luchas contra el Paro, la Pobreza y la Exclusión Social.

Nos configuramos como una coordinación de grupos y personas.

¿Para qué nos Coordinamos?

No te asustes, lo queremos todo: cambiar realmente esta sociedad y conseguir una realidad nueva, donde la Precariedad, el empobrecimiento y la Exclusión social; la globalización capitalista y el patriarcado sean algo del pasado.

Como de costumbre es fácil enumerar las grandes metas u objetivos y un poco más difícil concretar lo que queremos para dentro de un año o diez años o simplemente para el mes que viene. BALADRE es una coordinación con voluntad de continuar ahí, de conjugar el día a día con el mañana lejano y el futuro más cercano, en lo local y en lo global; esta conjunción de objetivos nos viene de haber asumido que sin un verdadero cambio social estructural no hay salida a nuestros problemas y otros muchos. Nosotras no somos utopistas alejadas de lo posible y necesario, sino que somos realistas y sabemos muy bien que la peor utopía es pensar que el Capitalismo puede encontrar salidas a los problemas que él mismo crea.

Entrando en el mañana cercano estamos empeñadas en recuperar la conciencia social sobre la realidad y los problemas que tenemos delante. Entendemos que estamos viviendo momentos de gran despiste colectivo y de huidas suicidas con grandes costes personales y colectivos. Queremos aportar nuestro trabajo militante para recuperar la ilusión colectiva por otra realidad nada parecida a la que vivimos en la actualidad, basando esta ilusión en la concreción de objetivos comunes, un pensamiento individual que no obvie el/lo colectivo. Esto, pensamos que puede llegar, con una práctica cotidiana de salir a la calle, de estar ahí donde se dan los conflictos.

A su vez intentamos actualizar nuestras formas de cara a llegar al resto de la gente que nos rodea, concienciar, no es posible con ideas de hace 30, 40 o 100 años. Esta reflexión nos lleva a la Coordinación, a Baladre, a pensar más en fomentar el debate y la comunicación entre personas y grupos para que fluyan miedos y demandas, al mismo tiempo que, se pueden concretar maneras de afianzar el trabajo de concienciación.

Ni que decir tiene que para nosotras no tiene mucho sentido concienciación sin más. Pensamos que esta conciencia social debe servir para reactivar las acciones diversas que nos ayuden a avanzar hacia la concreción de salidas colectivas a la precariedad, el empobrecimiento y la exclusión social.

Hemos entendido que nuestras acciones y movilizaciones tienen que tener en cuenta la globalidad de los problemas:

Así, no podemos hablar del reparto del trabajo socialmente útil sin hablar también del reparto de la riqueza acumulada y generada por y para unas pocas personas. Haciendo uso de una herramienta como la Renta Básica de las iguales; mecanismo de redistribución de la renta para todas las personas y no sólo de unas pocas privilegiadas económica y socialmente.

Pero al mismo tiempo, pensando con cabezas no consumistas, no agresoras del Medio Ambiente,..

Que nuestra lucha no es válida sin una visión social de la diferencia entre géneros. Una mirada siempre crítica de/entre hombres y mujeres que nos aleje finalmente de las dinámicas de machismo, sumisión y dependencia.

Nuestra práctica tiene que recoger extensamente una defensa total del derecho de todas las personas a vivir donde deseen, desarrollando todo tipo de iniciativas contra el racismo y la xenofobia. Que desenmascaren la ocultación y el miedo a otras culturas, costumbres y prácticas que cada vez nos son más cercanas.

Sin querer atosigarte, terminamos comentando que todos estos objetivos y prácticas que desarrollamos, carecerían de sentido si no decimos en voz muy alta y muy fuerte que lo militar es sinónimo de muerte y destrucción, y eso nos lleva a exigir que no se gaste un solo € más en una sola arma. Apoyamos la Insumisión y la Objeción Fiscal, siendo conscientes de que tenemos que aumentar nuestra presión hacia el cierre de todas las fábricas de armamento y su financiación. De igual manera que deseamos que se reconviertan totalmente policías y militares, y demás cuerpos represivos orientados a frenar e impedir el cambio social que tanto necesitamos.

¿En qué estamos ahora?

Desde el 2001 se lhan desarrollando iniciativas de información, en los actualmente denominados “Puntos de información social” que se han ido consolidando en diferentes territorios del Estado (Euskal Herria, Andalucía, Asturies, Canarias, Valença,...). Partiendo de procesos de reflexión y de una larga trayectoria en las reivindicaciones y denuncias sociales, directamente desde personas empobrecidas y precarizadas y sus conciencias de lucha por una realidad de justicia social.

En el 2003, las gentes de Baladre, comenzamos un estudio que lleva por nombre: “Vivir donde quieras”, Del PER a la Renta Básica en el medio rural extremeño y andaluz; estudio de viabilidad e implantación de la Renta Básica en el medio rural de Andalucía y Extremadura. Desde entonces se han elaborado estudios de viavilidad en Andalucia, Parke Alcosa, Canarias... Nuestros enredos y trabajo respecto a al Renta Básica de las iguales a sido largo y enriquecedor. Se está presente allí donde lo creemos oportuno, en encuentros en el Estado español así como en encuentros internacionales en Europa o América del sur.

En el verano de 2003 se inició el 1er Encuentro de Verano para gentes comprometidas y preocupadas por la acción social, convencidas de que el trabajo de una repercute en las de mas allá, de que nos necesitamos y nos sirve el apoyarnos mutuamente. Así, se organizó la primera Escuela de Verano de los Movimientos Sociales: “Tinto de Verano” en el campamento de Ruesta (Zaragoza) y al que el asistieron 250 personas, para la participación en talleres y debates para “enredarnos”. Desde entonces han sido muchos Tintos de Verano compartidos y enriquecidos por infinidad de personas y colectivos.

Por último, estarían los muchos enredos y proyectos con diferentes colectivos, larga ha sido nuestra relación con Ecologistas en Acción y CGT, así como otros muchos colectivos, grupos y personas desde Africa, Europa y América del sur. Enredos tales como las numerosas publicaciones de libros de Baladre con otras compas y con el trabajo conjunto de Distribuidora Zambra en la distribución y difusión de estos.

Recordarte que lo mejor para entender nuestro trabajo conjunto es acercarse a nuestros colectivos, conocernos y hacer cositas juntas. Si sigues con ganas y curiosidad sobre quienes somos, qué hacemos, qué objetivos perseguimos, etc. TE ESPERAMOS

Ver artículo: Baladre: 30 años de luchas y enredos contra el empobrecimiento, la precariedad y la exclusión social