Alacant. Carolines Baixes en proceso de Gentrificación

Solapas principales

cartelEl pasado sábado 17 de noviembre, en el marco de la campaña contra la gentrificación del barrio de Carolines Baixes ha tenido lugar un acto en el Hort Comunitari de Carolines. El acto, organizado por el Punt d´informació i Denuncia de Drets Social y la Mostra del Llibre Anarquista, comenzó a las once de la mañana y contó de una asamblea-debate de vecinas del barrio y a las trece horas la presentación del libro "Mundo en venta. Crítica a la sinrazón turística"

En el Estudio “Barrios Vulnerables de las grandes ciudades españolas (1991–2001-2011” (al que se puede tener acceso pinchando el enlace que adjuntamos en la nota 1), el barrio de Carolines altes aparece como barrio vulnerable a partir de 2001 y el de Carolines Baixes a partir de 2011.

En el cuadro adjunto del informe de servicios sociales del ayuntamiento de Alacant de 2016 (ver nota 2) podemos ver que el 73% de la población de Pla-carolines tenía en 2016 dificultad para llegar a fin de mes.

Pero la situación de deterioro y vulnerabilidad de Carolines baixes viene de años antes, como sabemos las gentes que habitamos en él.

A esta situación de vulnerabilidad se suma un proceso de gentrificación que puede acabar por transformar el barrio en un espacio inhabitable.

El sociólogo Daniel Sorando y el arquitecto Álvaro Ardura enumeran en su libro "First we take Manhattan. La destrucción creativa de las ciudades" las cuatro fases del del desarrollo de la gentrificación:

  • abandono,
  • estigma,
  • regeneración,
  • mercantilización.

Fases que se están cumpliendo en nuestras calles.

El abandono tiene dos facetas, una institucional (el ayuntamiento lleva años ignorando este barrio y su inversión en él ha dejado muco que desear) y otra social (envejecimiento de la población, huida de vecinas hacia otros barrios con mejores dotaciones, sustitución por personas con menor poder adquisitivo, expulsión por desahucios con la llegada de la crisis).

El estigma aparece con el deterioro urbano (solares y viviendas abandonadas en espera del momento para hacer beneficio, la ocupación del espacio público por personas en situación de exclusión y/o dedicadas al tráfico de estupefacientes, la suciedad, el cierre de locales…), y contribuye a acelerar la gentrificación de la zona.

Durante estos dos periodos se da una inversión silenciosa por parte de ciertos poderes económicos, algo no plenamente confirmado pero que los datos apuntan a ello.

Las otras dos fases, se inician, casi en paralelo, cuando la zona empieza a tener visos de rentabilidad económica. Al principio la regeneración corre a cargo de las instituciones, mediante la inversión en dotaciones que generan interés a los inversores (el ADDA, Las cigarreras, El Marq, el Plan EDUSI; pero es llamativo que la dotación de mayor interés vecinal, El centro social, se haya instalado alejada de barrio).

La mercantilización es la culminación del proceso. Aún en fase inicial en nuestras calles, se está plasmando en la proliferación de pisos turísticos y amenaza con darle la puntilla al barrio.

Esta situación se debe a su cercanía con el centro de la ciudad y a la saturación de éste, como bien señala el articulo del Diario Información cuando afirma que "La turistificación que vive el centro de Alicante sí que está generando dinámicas muy peligrosas que no están siendo convenientemente analizadas y sobre las que el propio Ayuntamiento ni siquiera ha prestado atención. Numerosos comercios tradicionales del centro estarían viviendo un cierto proceso de «gentrificación comercial», desplazados por franquicias y establecimientos de hostelería, que está transformando la oferta comercial y de servicios para sus habitantes. Al mismo tiempo, el aumento creciente de alojamientos turísticos en inmobiliarias y a través de las nuevas plataformas tecnológicas de alquiler en Internet, procedentes de viviendas y pisos en la ciudad, está teniendo también un impacto extraordinario y muy acelerado sobre todo el centro de Alicante al provocar cambios en los residentes y en los usos de los espacios, sin que siquiera estemos tratando de conocer su evolución. Esperemos que cuando queramos hacerlo no sea demasiado tarde." (nota 3)

Circunstancia que se puede agravar si se aprueba el anteproyecto de ley de modificación de la Ley5/2014 LOTUP, que está tramitando el gobierno de la Generalitat y que, como bien indican desde Ecologistas en Acción en las alegaciones que han presentado, supone un abandono de la ciudad por parte de las instituciones, dejando al arbitrio del mercado la evolución de la misma.

En su alegación quinta (el texto completo se puede consultar pulsando el enlace que hay nota 4) podemos leer que El artículo 184.3 legitima a cualquier persona para promover un programa de actuación aislada en una actuación de ejecución en sustitución forzosa del propietario del solar o de las viviendas sometidas a rehabilitación, en caso de incumplimiento de los plazos, y se abre todo un proceso de selección del agente edificador o rehabilitador por concurso. Si ese concurso fuera desierto se abre un proceso de venta e incluso de expropiación (art. 184.5). El artículo 186.3 afirma que cualquier persona está legitimada para formular un programa de actuación aislada, edificatoria o rehabilitadora, en sustitución del propietario, y pretender la adjudicación. A continuación se dice: “El agente edificador o rehabilitador contará con las prerrogativas y obligaciones del adjudicatario de los programas de actuación aislada y edificatorios y en lo no previsto, será de aplicación lo establecido respecto del agente urbanizador de actuaciones integradas, con las especificidades propias de los programas de actuación aislada.”

Y finaliza dicha alegación con el siguiente párrafo: En el caso de que un propietario no quiera participar en el proceso de rehabilitación, por no querer asumir los riesgos y beneficios de la misma, o añadimos nosotros por carecer de medios económicos para soportar la misma (art. 187.3) recibirá una compensación monetaria. Esa puede ser una de las vías para que la población más vulnerable sea desposeída y desalojada de sus viviendas y abrir así el paso al actual proceso de gentrificación de la ciudad.

Notas:

Etiquetas: