Crónica 15: Quién siembra amor cosecha lucha organizada

Solapas principales

fotoUna de las líneas de actuación de nuestro querido compa baladrino Alessandro es el trabajo con educación popular y educación del campo, mano a mano con los movimientos sociales. En especial con el MPA (Movimiento de Pequeñxs Agricultorxs, con presencia en 17 de los 26 estados de Brasil) y el MST. Por ello, los encuentros y enredos con gentes de estas organizaciones ocuparon una buena parte de nuestra agenda baladrina en Paraná. Y no fue poco lo aprendido, disfrutado y compartido.

La primera sorpresa fue conocer Adriana, integrante del MPA y del espacio de mujeres del movimiento, y en estos momentos alumna de Alessandro en el programa de maestría de la UNICENTRO. El trabajo de la compa promete ya que versará sobre los aportes de las mujeres al movimiento. El propio hecho de que su proyecto fuera deliberado en las asambleas del colectivo ya da buena muestra de como hacer puente entre los movimientos sociales y la academia.

Con Adriana, y acompañadas también de su hija, la encantadora Ana Luísa, nos acercamos hasta el lugar de Pinhao para conocer a una pieza clave en el MPA. Ivanira lleva, junto a su compañero Vagner, más de una década viajando por diferentes estados de Brasil con la misión de ayudar a organizar, fortalecer y hacer crecer el movimiento.
 
fotoEn su finca nos recibió esta mujer que inspira una tremenda fuerza, pero de una manera tan serena y enraizada que llega a ponernos los pelos de punta. En un espacio donde el afecto y los cuidados se materializan en los cultivos, en el buen trato a los animales, en las conservas y preparados que elabora y en la atención que nos dispensa, Ivanira nos cuenta su trayectoria, sus deseos y proyectos. El último de ellos, y al que bastante energía y tiempo le está dedicando, es la crianza de una pequeña de corta edad.

Nos habla en profundidad del proyecto agroecológico que lleva desarrollando junto a su pareja y otrxs vecinxs de Pinhao, basado en los sistemas campesinos de producción. Estos tienen como denominador común, por un lado producir para el autoconsumo y comercializar los excedentes y por el otro tratar de ser lo más autosuficiente posible, de tal manera que los costes de producir se resuman practicamente en la fuerza de trabajo. Defienden cerrar al máximo los ciclos de producción para abaratar los costes y hacer que los productos sean accesibles.
 
También están trabajando para incluir los alimentos que producen en la merienda escolar y en generar un espacio de encuentro para familias a partir de un mercado quincenal, y de ese modo posibilitar que las criaturas puedan jugar al tiempo en que las adultas meriendan y adquieren productos agroecológicos.

Todo esto y mucho más nos cuenta Ivanira, mientras degustamos un refrescante jugo de amoras rojas recogidas del árbol en el mismo momento.

fotoLas palabras se quedan cortas para expresar todo lo que nos impactó esa mujer, su convicción a la hora de hablar del modelo agroalimentario capitalista, de la soberanía alimentaria, los circuitos cortos de producción, distribución y consumo.

Muy interesante fue la explicación que nos ofreció acerca de la diferencia entre las comunidades rurales y las villas rurales, como es el caso del lugar donde se ubica su finca. Estas fueron creadas por vía gubernamental como estrategia para desmobilizar al MST y también con la finalidad de que las mujeres se ocupen de la producción para el autoconsumo en sus pequeñas explotaciones y los hombres se empleen como mano de obra barata en el sector del agronegocio. En aquel momento tuvimos muy presentes las palabras de Isa en Molinillas acerca de la relación entre la escala de producción y la desigualdad de género.
 
La idea clave del MPA y del proyecto que están desarrollando en Pinhao es producir alimentos saludables y accesibles para el pueblo, rompiendo así con la lógica de lo agroecológico como algo que solo está al alcance de los bolsillos más acaudalados. Con ella hablamos de trabajo que las compas baladrinas están a desarrollar acerca de ¿Que comen las que mal comen? , idea que es recibida con curiosidad e interés.

Intercambiamos materiales y quedamos en seguir manteniendo el contacto para fortalecernos mutuamente en las luchas por el derecho a una alimentación saludable.

Dejamos un áudio con las palabras de Evanira para aquellas perosnas que tenéis más facilidad con los idiomas y para las gentes que nos leen desde los territorios de la lusofonia.

foto

Escuchar la entrevista aquí: https://archive.org/details/entrevistaEvanira

Etiquetas: