Apertura y Balance del punto de información de las prestaciones sociales en Barakaldo

Solapas principales

fotoFrente a los recortes… información y movilización

Esta mañana se ha presentado el balance de las 903 familias que el curso pasado hicieron uso del “Punto de Información sobre Prestaciones Sociales”. Este espacio se inauguró el 17 de noviembre de 1997; y por él han pasado a lo largo de estos 20 años 10.331 familias.

Como novedad este año cambia su sede. Se traslada a la calle San Antonio, número 8, en el local Ezker-Hika (en la trasera de las oficinas de Correos Centro, a 200 metros del Ayuntamiento de Barakaldo).

El año pasado la solicitud de información ha girado en un 44% sobre las “malas prácticas” de Lanbide relacionadas con incumplimientos de su propia normativa; y un 31% sobre las Ayudas Económicas Municipales y la problemática relacionada con el impago de alquileres e hipotecas.

Cabe destacar que un 36% de las familias atendidas tenían un empleo precario; el 39% estaban desempleadas (de ellas un 18% eran paradas de larga duración); y el 25% eran pensionistas.

Comunicado

portadaEste año se cumple el 20 aniversario de la “oficina alternativa de información sobre prestaciones sociales”. Este espacio se inauguró el 17 de noviembre de 1997; y por él han pasado a lo largo de estos 20 años 10.331 familias, durante el curso pasado han utilizado sus servicios 903.

Como novedad este año se cambia el lugar de ubicación: número 8 de la calle San Antonio (en la trasera de las oficinas de Correos Centro, a 200 metros del consistorio), en el local Ezker-Hika.

Todos los lunes, desde septiembre hasta mediados de julio, abre sus puertas este punto de información sobre la Renta de Garantía de Ingresos, la Renta Complementaria de Ingresos de Trabajo, la Prestación Complementaria de Vivienda, las Ayudas de Emergencia Social o las Ayudas para la Inserción.

Mediante esta iniciativa, se pretende cubrir la falta de información con la cual el Ayuntamiento de Barakaldo y Lanbide castigan a las personas desempleadas, con empleos precarios y pensionistas sin ingresos para desarrollar una vida digna. Nunca, desde que se empezaron a legislar estas ayudas en el año 1989, el Departamento de Acción Social del consistorio -o el Gobierno Vasco- han desarrollado una mínima campaña informativa sobre la existencia de estas prestaciones sociales; dónde solicitarlas; qué requisitos se exigen; o la documentación a presentar.

La forma de contacto más directa es acercarse de forma presencial los lunes de 11 de la mañana a 1 del mediodía. También se pueden realizar consultas a través del siguiente correo electrónico: berrietxea@nodo50.org. Otra forma de comunicación es mediante el teléfono móvil 650 25 46 67.

El agravamiento de las condiciones socio-económicas de las familias ha provocado que nuestro recurso se vea desbordado por la demanda de información. A lo largo del anterior curso se han acercado 903 familias: 57% de forma presencial, 515; 34% vía telefónica, 307; y 9% a través de internet, 81.

La mayoría de las consultas giraban en un 44% sobre las “malas prácticas” de Lanbide relacionadas con incumplimientos de la normativa que rige el acceso a las prestaciones; un 31% sobre las ayudas de emergencia o la problemática relacionada con el impago de alquileres e hipotecas. En el cómputo global cabe destacar que el 64% de las consultas fueron realizadas por mujeres; un 38% por personas mayores de 45 años; y otro 20% por mayores de 65 años.

Perfil socio-económico de las 903 familias atendidas:

  • Con un empleo precario: 325, un 36% de las consultas realizadas.
  • Pensionistas: 226, un 25%.
  • En paro en el último año: 190, un 21% de las consultas realizadas.
  • Personas desempleadas de larga duración: 162, un 18% de las consultas realizadas.

Hay que tener en cuenta que la tasa de desempleo en el municipio es del 16%; y el 71% de las personas en paro no perciben ningún tipo de ingreso, subsidio o prestación. Además, de incrementarse el número de personas con un empleo precario, en la actualidad 22.000 personas. El 15’3% de los hogares de la localidad sufren situaciones de pobreza.

Ante estas situaciones de emergencia social, el equipo de gobierno aprueba unos presupuestos que congelan, un año más, la partida destinada a las “Ayudas Económicas Municipales”: 960.00 euros.

A lo cual debemos añadir la decisión de suprimir el “Servicio de Urgencias Sociales”. Además, de reducir la cuantía a percibir por las familias para hacer frente a sus carencias. En concreto, en un tercio la ayuda para alquileres y un 9% para hipotecas; un 17% para los gastos sanitarios no cubiertos por Osakidetza; un 10% para las necesidades como alimentación, vestuario y educación; imposibilidad de acceso a una ayuda para las personas trabajadoras autónomas.


Etiquetas: