Una coalición paneuropea rechaza el tratado comercial UE y EEUU

Solapas principales

logoAfectaría a la seguridad alimentaria, los derechos de privacidad y protección de datos, las normas sociales y laborales y leyes de protección ambiental.

El tratado comercial es la mayor transferencia de poder al capital que se ha visto en generaciones, así como un ataque a los derechos y a la democracia.

Con motivo de la quinta ronda de negociaciones, en curso entre el 19 y el 23 de mayo en Arlington (Virginia, EE.UU.), una amplia coalición de movimientos sociales de toda Europa rechaza en un comunicado conjunto la agenda corporativa de la Alianza Transatlántica de Comercio e Inversiones (TTIP) entre la Unión Europea y los Estados Unidos. El manifiesto [1] está firmado por grupos ecologistas, asociaciones de consumidoras/es, organizaciones de defensa de la democracia y los derechos humanos y sindicatos, y respaldado por la Campaña “No al Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones” del Estado español [2].

El TTIP afectaría a la seguridad alimentaria, los derechos de privacidad y protección de datos, las normas sociales y laborales y leyes de protección ambiental. La coalición europea opina que el tratado está siendo negociado únicamente en nombre de los intereses de las grandes corporaciones, mercados financieros e industrias, a expensas de la ciudadanía.

En la declaración conjunta exigen la suspensión de las negociaciones y cargan contra el mecanismo de solución de controversias entre inversor y Estado (ISDS), que permite a las corporaciones transnacionales demandar a los gobiernos por aquellas políticas públicas que pudieran significar un detrimento en sus beneficios económicos esperados.

Perderemos leyes que  protegen la salud y la seguridad en los alimentos o los productos químicos, por ejemplo, porque el objetivo principal del TTIP es bajar las normas, reglamentos y procedimientos para adaptarlas en beneficio de las grandes multinacionales.

Denuncian que “la creación de un mercado común transatlántico es el núcleo de la agenda de liberalización de la UE, y el TTIP amenaza con profundizar las políticas autoritarias y neoliberales aprobadas en los últimos años. La UE está revelándose a sí misma como una máquina que hace competir a las trabajadoras y los trabajadores entre sí, al tiempo que se desmantelan todas las prestaciones sociales.

Los candidatos que esperan ser elegidos al Parlamento Europeo el próximo domingo deberían tomar nota de este asunto y rechazar el TTIP”, avisa la Campaña “No al Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones”.

[1] La declaración completa se puede descargar aquí: http://www.bilaterals.org/?people-environment-and-democracy
[2] El blog de la Campaña “No al Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones”: http://noalttip.blogspot.com.es

Etiquetas: