¿La bolsa o la vida? El reto de una nueva forma de vivir

Solapas principales

Mercado Agroecológico de Zaragoza. Foto: AraInfo.arainfo.org.- Las asociaciones rurales y urbanas que forman la red de colaboración y trabajo Colectivos de Acción Solidaria (CAS) presentan un documento con 17 objetivos entre los que se encuentran la soberanía alimentaria, el ecofeminismo, la brecha digital, el turismo, la renta básica, la repoblación, las temporeras y temporeros y los servicios públicos.

Las asociaciones rurales y urbanas que forman la red de colaboración y trabajo Colectivos de Acción Solidaria (CAS) presentan “¿La bolsa o la vida? El reto de una nueva forma de vivir”, una alternativa económica y social para combatir la despoblación rural, proteger a las personas en riesgo o situación de exclusión y, “en definitiva” preocupada “por el modo de vida tan discriminatorio, tan inhumano y tan depredador de la naturaleza en el que vivimos y del que formamos parte”.

Fruto de la reflexión colectiva de años y ahora urgidas por la situación a la que ha llevado la pandemia del coronavirus, han elaborado un escrito para las personas que habitan los territorios y también para el poder político.

Creemos firmemente que estamos obligadas a tender una mano amorosa y de cuidados a la sociedad a la que pertenecemos desde unos lugares que siempre han estado lejos del corazón de las ciudades y de los medios de comunicación”, aseguran desde CAS.

Por ello, se han marcado 17 retos, entre ellos, la gestión comunitaria de los barrios periféricos y los pequeños pueblos rurales, “desde la innovación social se desarrollan iniciativas alternativas que, aun contando con escasas ayudas, funcionan, por ser soluciones a medida de un desarrollo local más sostenible. El apoyo de las instituciones a estas iniciativas sociales, novedosas y conectadas al entramado social de donde surgen, es imprescindible para solucionar desequilibrios y ofrecer alternativas”, señalan en el documento.

Siguiendo la óptica de poner la vida en el centro también se han propuesto avanzar hacia la soberanía alimentaria y hacia un modelo de producción agraria y ganadera que genere empleo de calidad para los y las temporeras.

Otro de los retos de CAS es convertir el envejecimiento de las zonas rurales en una oportunidad, “la creación de empleo para personas jóvenes que les proporcionen los cuidados adecuados para garantizarles una vida de calidad, al tiempo que se asienta población y se reactiva la vida cultural, social y económica de nuestros pueblos”, apuntan.

Según explican en el documento de presentación un 70% de los alimentos que se consumen en el mundo llegan desde pequeñas y medianas explotaciones. La mayoría de la población de la Tierra es alimentada por mujeres al frente de pequeñas explotaciones, que además se encargan de velar por la seguridad y la salud de sus familias.

El modelo intensivo, actualmente en boga, contamina, degrada los ecosistemas, desperdicia alimentos, satura de basura la naturaleza y, lo más importante, solo alimenta a un 30% de las personas del planeta.

Por ello, el reto para Colectivos de Acción Solidaria es incorporar la visión ecofeminista a la toma de decisiones, “para volver a humanizar nuestra economía”. “La actitud resolutiva de la mujer en sus tareas tradicionales se pone de manifiesto en otras iniciativas, grandes y pequeñas, dirigidas por mujeres, que ofrecen rendimientos económicos, pero que, además, también cuidan a las personas y el medio ambiente”, aseguran.

La CAS también incorpora otro punto clave en estas fechas, el turismo. La crisis del coronavirus ha demostrado que el ocio masificado y a grandes distancias no es sostenible y desde estas entidades proponen “la disminución del consumo energético en el transporte, fomentando viajes con menor carga energética, hacia destinos más próximos y sostenibles. Hay que mejorar también las instalaciones y los servicios, reduciendo la dependencia de las energías”.

Otros retos se centran en la participación ciudadana dentro de los ayuntamientos y asociaciones, el transporte como servicio y no como negocio, la educación abierta y cooperativa, los servicios públicos, la brecha digital, la economía solidaria o la renta básica. Todas las explicaciones se pueden encontrar en el documento de presentación y en sus redes sociales.

19 agosto, 2020

Etiquetas: